Si bien los festejos por el día de Malargüe se realizaron con normalidad, la tranquilidad se perdió el domingo en la madrugada, cuando alrededor de las 4 desde la Comisaría 24 se tomó conocimiento sobre un grupo de jóvenes que habían dañado una vidriera de un local comercial, ubicado sobre Avenida General Roca.

El subcomisario Mauricio Ferreyra informó que personal policial se hizo presente en el lugar y al entrevistar a unos testigos, se logró determinar dónde estaban los autores que habrían causado los daños en el local, por lo que los efectivos se dirigieron hasta la vivienda, pero fueron recibidos con piedras, por lo que las debieron alejarse del lugar, resultando dos movilidades seriamente dañadas, indicó nuestro entrevistado.

Posteriormente, los uniformados con ayuda de personal de cuerpos especiales, ingresaron a la vivienda y 13 personas quedaron aprehendidas. La mayoría son menores de edad, agregó Ferreyra y entre los detenidos también había algunas mujeres. “Todos se resistieron al momento de la aprehensión, pero los trajimos aquí a la comisaria.” Posteriormente algunos menores recuperaron la libertad, mientras que otros quedaron alojados en los calabozos de la delegación, a la espera de la orden del magistrado quien decidirá el futuro de los mismos.

Le consultamos al Subcomisario si los detenidos tenían antecedentes, a lo que respondió que la mayoría sí, y muchos de ellos son “conflictivos”.

La comerciante que fue víctima de las roturas en su negocio también habría sido amenazada posteriormente por algunos de los inadaptados. En referencia a esto, Ferreyra dijo: “entiendo la situación de los dueños de este comercio, ya he hablado con ellos, pero hay cosas que no dependen de nosotros, si fuera por mí algunas personas no estarían libres, pero hemos implementado un patrullaje más frecuente en el lugar y vamos a hacer puestos fijos en la zona, así mismo estos sujetos ya están individualizados y ante cualquier situación de este tipo ya sabemos a dónde acudir.”

Comentarios