Mediante un llamado telefónico se alertó a personal policial sobre un ilícito que había ocurrido en la zona Sureste del caso urbano.

Según informó a este medio el comisario Luis De Miguel, un sujeto ingresó a la despensa en cuestión, lo hizo con el caso puesto y le apuntó a la propietaria con un arma de fuego. “Sin hablar, el delincuente le pidió el dinero de la caja registradora”, agregó el entrevistado.

Posteriormente la víctima le entregó la suma de $500 y luego el delincuente si dio a la fuga. En tanto que afuera del comercio lo esperaba un cómplice y juntos, en una moto de cilindrada 100, emprendieron la huida.

La víctima del ilícito agregó que intentó comunicarse en reiteradas oportunidades con el 911 pero no le fue posible, por lo que terminó comunicándose con el teléfono de la Comisaría 24.

Comentarios