Abel Pintos abrió la primera noche de la XXVIII Fiesta Nacional del Chivo y XIX Fiesta Provincial del Cordero, luego de la elección y coronación de la reina y virreina departamental de la vendimia.

El cantautor interpretó canciones de su nuevo álbum “Abel” y además de sus grandes éxitos que no podían faltar, ante un eufórico público mayoritariamente joven que coreó y bailó al ritmo de sus letras.

En la ocasión aprovechó para hablar sobre su nuevo material, “Es parte fundamental de la musicalización de muchos momentos claros de mi pre-adolescencia que por tanto van a ser parte de mi historia siempre” y explicó “La música tiene trascendencia, pienso y espero que todo lo que haga trascienda independientemente de cuanto sea mi carrera”.

El joven músico además comentó sobre su reciente conquista del Gardel de Oro “sentí mucha emoción, pienso que los premios simbolizan de una forma tangible en un punto lo que pasa dentro emocionalmente” y agregó “para mí el momento que grabé Sueño Dorado fue consagrador”.

Antes de despedirse, Abel dijo: “No a las drogas, no a la trata de personas, ámense y tengan todos un buen retorno a casa, tómense 5 minutos más, tenemos muchos conciertos más para compartir.”

También se hicieron presentes en el escenario llamado Asencio Villar los artistas Malargüe Dúo, Ana Pardo y la Sonora que cerró la jornada a todo ritmo.

Esta primera noche que convocó a alrededor de 10.000 personas fue el comienzo de esta Fiesta que promete y que es la más importante para el departamento malargüino.

Equipo periodístico: Julieta Carrizo, Franco Larraburu y Gustavo Yañez

Fotos: (Gentileza: Municipalidad de Malargüe)

Comentarios