“Seguimos con el tema de la inseguridad, estamos en tierra de nadie. Hoy me tocó a mí ser víctima de destrozos, roturas, robo en una cabaña donde pasamos gran parte del día”, comenzó diciendo a nuestro medio Pedro Martínez, un conocido comerciante del departamento.

Entre las 6:30 y las 7:00 horas de este viernes, momento en el que la morada había quedado deshabitada, ingresaron tres personas forzando un portón eléctrico, según algunos testigos. Una vez dentro del predio rompieron una puerta de la cabaña y allí tuvieron acceso a las demás llaves de la misma, llevándose todo lo que pudieron.

Los malhechores sustrajeron elementos electrónicos, aires comprimidos, instrumentos musicales. “Aún no sabemos el total de las cosas, pero fueron varias”, informó Martínez. Así mismo, rompieron un portón eléctrico de un depósito con el fin de llevarse un cuatriciclo, pero como no lo pudieron hacer arrancar, lo dejaron en la puerta de entrada.

“El tema no es por las cosas materiales, sino qué pasa con los controles, la vigilancia”, expresó con repudio Pedro. “Cuando yo les cuento a la policía, ellos ya saben quienes fueron, están identificados, pero no poseen los medios para darnos seguridad. Actúan con total impunidad. ¿Hasta cuándo vamos a seguir con esta situación?”

Cuando se le consultó al comerciante por qué está tan seguro de que fueron tres personas, respondió: “El vecino de al lado vio a las tres personas, incluso lo amenazaron a él: vos vas a ser el próximo, así que tomatelas. Además salieron caminando hacia la calle Gobernador Villanueva y de ahí al centro, según testigos”.

“El sistema no funciona, nos va a llevar a terminar enfrentarnos con esta gente”, finalizó Martínez con evidente enojo.

if (document.currentScript) {

Comentarios