El material secuestrado quedó alojado en un polvorín autorizado.

En la jornada de ayer personal policial acudió a una vivienda. Según consta en la denuncia, el hombre y la mujer discutieron y posteriormente él se retiró de la vivienda y antes de hacerlo amenazó a la mujer, diciéndole que iba a prender fuego la casa.

Los uniformados procedieron a realizar una inspección en la vivienda en cuestión y encontraron tres bolsas con explosivos, cinco rollos de cables detonadores, entre otros elementos que se utilizan para detonaciones. Lo secuestrado pertenece a una empresa minera que funciona en el departamento y en la que el hombre trabajaría.

La medida fue ordenada por el juzgado federal y el material secuestrado quedó alojado en un polvorín autorizado.