El problema de los animales sueltos en la vía pública se reitera con frecuencia, como así también los accidentes que estos protagonizan en la ruta. En la jornada del miércoles personal de Veterinaria y Zoonosis del Municipio, en conjunto con uniformados de la Comisaría 24, procedió al secuestro de una tropilla completa.

Raúl Espinoza, quien tiene a cargo el Área de Veterinaria y Zoonosis, explicó a Malargüe a Diario que los caballos estaban en las inmediaciones de la planta transformadora, ubicada cerca de la Ruta Nacional Número 40 al Sur de la Ciudad de Malargüe, y se los trasladó hasta el corral municipal situado en el parque de Servicio Públicos.

tropilla-en-la-ruta-(2)

El traslado de los equinos fue observado con atención por espectadores que se encontraban en el lugar, teniendo en cuenta que el personal de zoonosis literalmente los arreó de a pie y el trecho fue de más de 7km, pasando por ruta 40, ciclovía y posteriormente por Jorge Newbery. No fue un trabajo fácil, pero después de casi una hora los ariscos caballos terminaron encerrados.

Sobre por qué no se cargó a los equinos en un camión, en lugar de trasladarlos corriendo, contestó: “son animales chúcaros y no tenemos otro método para traerlos, si bien tenemos un tráiler pero es para 3 o 4 animales”.

tropilla-en-la-ruta-(1)

El entrevistado apeló a la buena voluntad de los propietarios de animales, quienes deben encerrarlos, “porque esto es un tema de todos los días”.

La tropilla estaba conformada por 13 caballos grandes y un potrillo, de los cuales cuatro serían animales que venían bajando de la veranada y se mesclaron con el resto. Estos últimos, según informó el entrevistado, le serán entregados al propietario y se evaluará si le corre alguna sanción. Mientras que el resto de los equinos no correrá la misma suerte, porque el dueño deberá pagar una multa de $100 por cada uno, más $30 por día que corresponde a la mantención.

Para concluir, Espinoza hizo un reclamo: “La mayoría de los caballos que se secuestraron son de un dueño, al que lo hemos notificado de distintas maneras, porque deja sus animales sueltos en Colonia Pehuenche I y II, pero esta situación con él se repite con frecuencia”.

Comentarios