El juicio por el brutal asesinato comenzó el lunes 17, en la sala de la Primera Cámara del Crimen de San Rafael. Por el homicidio agravado por el vínculo y alevosía, donde se le quitó la vida a la joven embarazada Maribel Marcuzzi (19), estaban acusados como coautores el marido de la víctima, Abel Lucero (23), y un amigo de éste, Juan Carlos Montoya (26).

Ya el pasado viernes los abogados de las distintas partes, acompañados por los integrantes de la Primera Cámara del Crimen, se trasladaron a Malargüe para conocer el lugar donde fue ultimada Maribel.

La víctima transitaba el octavo mes de su embarazo y fue asesinada el 5 de agosto del 2012, en su vivienda del paraje La Junta, donde vivía con su pareja Abel Lucero y su pequeña hija de tres años de edad.

El hecho conmocionó a la comunidad, teniendo en cuenta que después de una discusión entre la pareja ella habría intentado defenderse con un hierro, con el que golpeó a su pareja y posteriormente Lucero la habría golpeado violentamente con un palo en la cabeza, fracturándole el cráneo, como consecuencia la joven quedó inconsciente. Fue en ese momento en el que se habría sumado Montoya, quien le habría pisado brutalmente la cabeza para que posteriormente Lucero degollara con un cuchillo a la indefensa mujer.

En el día de la fecha el tribunal dictó la sentencia para los imputados. Según informó a este medio el doctor Javier Pérez, quien defendió a Montoya, por unanimidad el tribunal falló contra Lucero con la pena de prisión perpetua, mientras que la condena para Montoya es de 14 años de prisión por el delito de coautor homicidio simple.

Ya en los próximos cinco días los abogados intervinientes conocerán los argumentos de la sentencia y desde ese momento quedará a consideración de la defensa de Montoya, como de Lucero de recurrir ante la corte o no por el fallo.

Comentarios