Con la misma guapeza y coraje que tuvo que afrontar desde pequeño para afrontar los distintos avatares de su vida, el malargüino Juan Carlos “Cotón” Reveco retuvo anoche con éxito el título mundial mosca AMB frente al panameño Ricardo “Matemático” Núñez, a quien venció categóricamente por puntos y en fallo unánime luego de que la pelea se parara en el octavo asalto por un duro choque de cabezas entre los contrincantes.

Cuando se iniciaba el octavo asalto de la pelea realizada en el Polideportivo Gustavo “Torito” Rodríguez de San Martín, ambos boxeadores chocaron sus cabezas y Reveco sufrió un corte importante en el párpado derecho, por lo que el árbitro colombiano Uriel Aguilera detuvo el pleito y llamó al médico de turno.

El facultativo revisó la herida del hombre nacido hace 30 años en el barrio Virgen del Carmen y al constatar una abundante emanación de sangre, le indicó al referí que el campeón no podía continuar, con lo que se procedió a fallar el combate, tal cual lo estipula el reglamento. Pero antes de conocer las tarjetas, el árbitro decidió descontarle un punto al boxeador canalero por considerarlo responsable del corte, aunque se pudo observar que el panameño no tuvo intención de cabecearlo.

Hasta el momento de la definición, el malargüino fue quien estuvo siempre al frente y comandando las acciones frente a un “Matematico” Nuñez que lo único que hacía era sumar golpes en su cuerpo. Con una depurada técnica y efectividad en sus golpes, apelando algunos swing y uppercut, sacados desde distintos ángulos, “Cotón” dominó a su antojo al centroamericano, que nada pudo hacer para contrarrestar al rival.

 

Los jueces Gustavo Jarquin (Nicaragua), Hernando Steidel (Puerto Rico) y Danilo Dongo (Perú) coincidieron en puntuar 80-71 a favor de Reveco. Lo mismo ocurrió con la tarjeta de Malargüe a diario que hasta el momento de la suspensión del combate ( 15 segundos del octavo asalto) lo tenía ganador en todos los asaltos al malargüino.

Esta nueva victoria de nuestro querido campeón del mundo (32-1-0/ 17ko) lo mantiene en los primeros planos de la categoría mosca y en un futuro cercano puede reportarle ofertas importantes para defender la corona AMB en el exterior, especialmente en Japón, donde dejó una excelente impresión cuando en febrero pasado le ganó por decisión unánime al local Masayuki Kuroda.

Pero también esos malditos cortes, ya sean por roces o choques de cabezas con sus rivales, encienden luces de alerta en el team de Cotón ya que lamentablemente es una postal recurrente en cada una de sus presentaciones, sobre todo desde que decidió dar el salto de minimosca a mosca (en las 108 libras fue campeón en dos oportunidades, y en las 112 es actualmente titular AMB).

 

Lo particular de esas heridas radica en que no son producto de feroces golpizas, sino que tienen explicaciones un poco más biológicas. Reveco, por el estereotipo de su rostro, corre con el karma de tener arcos superciliares filosos, algo que muchos boxeadores han sufrido y que tal vez determinen un nuevo paso por el quirófano para el malargüino, ya que estos inconvenientes lo encuentran en la plenitud de su carrera.

Comentarios