Parafraseando a Antonio Fraguas de Pablos (FORGES) en una adaptación nacional & popular.- Llegó la hora de admitir que nuestro conflicto va más allá de lo económico, va más lejos de estos o aquellos políticos, o de los medios dominantes, de los periodistas adictos al relato oficial, o si la justicia es o no independiente. Atribuir que nuestros problemas no se terminarán cambiando un partido por otro, por tal o cual candidato o con otra batería de medidas urgentes o una huelga general o con otra demostración popular.

Reconocer que el principal problema de Argentina no es que el mundo se nos viene encima, ni la crisis de Grecia y de Españas nos están arrastrando, somos los argentinos dueños absolutos de todos los aciertos y los errores.-

¡¡Hay que admitirlo para tratar de corregirlo!!!; nos hemos convertido en un país de anodinos, mezquinos y vulgares, admitámoslo, somos unos excelentes   MEDIOCRES.-.

No se alcanza semejante condición de la noche a la mañana. Tampoco en tres o cuatro años, esto es la consecuencia de una sistemática sucesión de errores, que se inicia en la escuela y finaliza en la clase dirigencial que supimos concebir.

Disfrutamos de la elaboración de una cultura en la que los mediocres son los

alumnos más distintos en la escuela, los primeros en ser promovidos en la oficina, los que más se hacen escuchar en los medios de comunicación y a los únicos que votamos en las elecciones, sin importar lo que hagan.

Estamos tan acostumbrados a nuestra mediocridad que hemos terminado por aceptarla como el estado natural de las cosas, tal vez hoy votaríamos al mafioso de Moyano.-

Un país vulgar y mediocre que busca un lugar de privilegio en el mundo y que, según sus gobernantes posee un excelente modelo económico social para lograrlo, está conducido por una presidenta que a pesar de sostener pública e internacionalmente ser una abogada exitosa, no puede exhibir el título profesional que le otorga tal grado académico.- Por otra parte, no puede justificar su enriquecimiento, no respeta fallos judiciales, leyes vigentes ni orden institucional cuando no se ajusta a sus necesidades o caprichos.- Además no tendría un paso exitoso por el detector de mentiras.

Un país vulgar y mediocre porque el vicepresidente se baña a diario en la pileta de la corrupción (tiene más de 14 causas abiertas por corrupción) y no soporta un análisis de decencia.- Su sola presencia, inspira ausencia absoluta de honradez y honestidad.-

Un país vulgar y mediocre porque después de 30 años de democracia Socklender y Bonafini no están presos por ser “unos mega ladrones; de sueños compartidos”.-Lejos de la década ganada, una década de sueños frustrado.-

Un país vulgar y mediocre porque el oficialismo desde su delirio, intolerancia y viejo sectarismo, ha conseguido dividir incluso a las asociaciones de víctimas del terrorismo y, como frutilla del postre, sostiene un Jefe Ejercito que hace aguas por todos los costados, tanto en su tarea militar, institucional, como en sus asuntos patrimoniales.- Habiendo realizado el milagro de adquirir propiedades faraónicas con un sueldo de $ 15.000; sus declaraciones patrimoniales distan años luz de la realidad.- Hay similares ejemplos en Malargüe

Un país vulgar y mediocre porque ha modificado el régimen educativo cuatro veces en tres décadas hasta ubicar al estudiantado en los últimos lugares de un mundo abierto y avanzado.-

Un país vulgar y mediocre que desestima la excelencia educativa, obtiene como resultado, políticos y funcionarios de baja estofa e insignificante.-

Un país vulgar y mediocre cuando un funcionario se presenta en el directorio de una empresa privada con guantes de box….

Un país vulgar y mediocre cuando La Universidad Nacional de La Plata

distingue a Hugo Chávez por su decidido apoyo a la Libertad de Expresión…..!! ??

Un país vulgar y mediocre cuando un ex-presidiario parricida, asesor de las madres de Plaza de Mayo, se convierte en supermillonario haciendo planes de vivienda truchos con plata del estado!!!

Un país vulgar y mediocre, cuando un gobierno se obsesiona en una cerrada defensa de sus privilegios, ignorando que hay un promedio de un millón y medio de jóvenes “Ni”, que de la mano de la demagogia Ni trabajan Ni estudian

Un país vulgar y mediocre porque en la última década NO tiene una sola universidad entre las 200 preponderantes del firmamento universitario.-

Un país que ha hecho de la mediocridad la gran aspiración nacional y popular,
perseguida sin complejos por esos miles de jóvenes que buscan ocupar la
próxima plaza, como si fuera un Bailando por un Sueño, o un Gran Hermano.-

Funcionarios que están sin aportar una idea, políticos que se rodean de mediocres para disimular su propia mediocridad, y por estudiantes que ridiculizan al compañero que se esfuerza.

La imparable marea gris de lo vulgar y anodino ha reconocido, y celebra su triunfo olvidando la excelencia.-

En Malargüe han declinado los ideales, sustituyendo la calidad por la cantidad y ahí es cuando aparecen los mediocres.-Se almacenan los vulgares e insignificantes y se transforma en gobierno, pretendiendo disimular con falsas ideas su monopolio dentro del Estado.

Funcionarios vulgares y mentirosos que ponen precio a su connivencia, un precio que oscila entre un empleo o la contratación de una camioneta (acción que les está prohibida) y después pretenden dar una clase de moral, de ética pública y de gran responsabilidad fiscal, aumentan indiscriminadamente así el número de funcionarios (34 directores)Pocos saben en nuestro Departamento, que éste municipio cuenta casi con más funcionarios que aquellos más poblados como, Guaymallen, las Heras o el propio San Rafael.-

Los gobernantes sin ideales imprimen la nada total en el registro de la historia,

Ante tanto oscuranstimo las miserias morales arruinan un departamento, provincia o país y esto es culpa de todos los que por falta de conocimientos o de ideales, no han sabido seducirlo como terruño y de todos los que vivieron del terruño sin trabajar para él.

Ante todo que no se difunda la cadena del desánimo. Hay que tener sueños comunes, anhelar juntos grandes cosas y sentirse decididos a realizarlas, nuestro terruño es una sociedad de esperanza, con solidaridad, y de ideales fuertes. Sueño con ver en mi terruños fuentes de aguas en los cruces de nuestras hermosas avenidas y o rotondas con luminarias que adornen y realcen mi ciudad y no semáforos que tanto contaminan visualmente.-

No nos podemos quedar con esta Argentina. Nuestro terruño fue origen de hombres íntegros, leales, honestos y virtuosos, es decir el capital humano existe…

Todo se puede y el cambio también, solo hay que intentarlo…………….

Horacio Marinaro

Comentarios