La Jefa de Enfermería de la Guardia del Hospital Regional Malargüe se comunicó con nuestro medio, para dar a conocer su visión de lo sucedido en el caso de la niña con dolor de oído donde los padres de la pequeña reclamaron ser mal atendidos.

Hace unos días, desde Malargüe a Diario dimos a conocer el caso de una niña con dolor de oído que desencadenó en rompimiento de la membrana y que fue a atenderse a la guardia del Hospital. Gladys Gil de Vergara, jefa de enfermería de la guardia del hospital, fue quien recepcionó a la mamá de la niña sugiriéndole, según explicó, que espere a ser atendida por el personal de consultorios externos.

La profesional de la salud se comunicó con nuestro medio para dar su visión del caso. “Todos sabemos que la guardia es de urgencias y emergencias, yo hablé con esa señora y le dije que la nena ya estaba medicada y que necesitaba un especialista y ese día atendía el especialista y no eran las 5 de la mañana, ya que yo entro a las 7 menos cuarto, para nosotros ya estaba atendida la nena, con antibióticos y analgésicos, pensando en el bienestar de la niña, había un especialista que la podía atender porque más que lo que se  le hizo en la guardia no se le podía hacer ”, explicó Gladys.

Para graficar mejor la situación, la Jefa de Enfermería de la Guardia del hospital Malargüe dio a conocer algunas cifras que se manejaron el año pasado en cuanto a atención de pacientes en la guardia: “Se atendió un total de 46.188 pacientes, de los cuales 2.981 han estado en internación abreviada (es decir que quedan un tiempo en internación hasta que se revierte la situación y vuelven a sus casas), esto es el 6.4 % de la cantidad total, en hospital de día se atendieron 339 pacientes, tanto intervención abreviada como hospital de día son de urgencia, estos dos casos equivalen al  0.7 %, en emergencias se atendieron 89 pacientes, el 0.1 %. El resto de los pacientes equivalen a consultas que pueden ser atendidas en consultorios externos. “Un gran porcentaje de los pacientes que atendemos no es para la guardia, hay una idiosincrasia, lamentablemente, en la comunidad de Malargüe de asistir a la guardia. Muchas veces dicen: tengo que ir a trabajar, voy a la guardia, estoy apurada y voy a la guardia y cuando le explicas a la gente se enojan, la guardia es para urgencia.  Yo quisiera saber si alguien que ha venido con una urgencia o con una emergencia ha quedado esperando afuera…no, porque generalmente entran por la entrada de ambulancias e ingresan al shock room directamente, los accidentados, heridas de armas blancas o cualquier tipo”, expresó Gladys.

Además Vergara explicó: “Yo no me hago a un lado de la responsabilidad de cada uno de nosotros pero muchas veces nuestra prioridad es una urgencia y emergencia, siempre va a ser nuestra prioridad.  Yo la entiendo como mamá pero también tenemos que darle el lugar a aquellos que realmente es vital”.

Para finalizar, Gladys confesó: “Hay veces que nos agreden porque no podemos hacer los controles, porque todos los boxes están ocupados y no podemos atenderlos para darles la hoja de la clasificación de acuerdo a la gravedad y no entienden que está todo ocupado y no podemos hacer los controles. El otro día, sin ir más lejos, una señora se puso a gritar en la guardia diciendo que iba a hacer una nota por abandono de persona y le estaban haciendo RCP a un paciente que estaba en paro cardíaco”.

Comentarios