El hecho ocurrió ayer alrededor de las 6:40 de la mañana, cuando en las inmediaciones de la plaza Independencia del barrio Martín Güemes, los vecinos denunciaron un altercado, por lo que personal policial se trasladó hasta el lugar. “Entre los involucrados se estaban apedreando y además habían detonaciones de armas de fuego”, comenzó diciendo el Comisario Luis De Miguel.

Al momento del arribo de las movilidades de la policía los sujetos involucrados apedrearon a los vehículos, como así también a los uniformados, según el relato de nuestro entrevistado. Posteriormente uno de los grupos se refugió en una vivienda de la familia Vera, lugar en el que irrumpió personal policial. “Agredieron a los policías con piedras y también se escuchaban detonaciones de armas de fuego”.

Una vez que la policía logró ingresar al domicilio se detuvo a 4 sujetos. Sobre la identidad de los detenidos el Comisario no dudó en dar a conocer nombre y apellido de los involucrados, ellos son: Ángel Álvarez, Aisa Susana Muñoz, Lionela Vanina Quiroga y Leonardo Guiñazú. Del interior del domicilio se secuestró un arma de fabricación casera, conocida como tumbera y una bolsa con 19 cartuchos con posta de goma.

“En el momento en el que realizamos este procedimiento los uniformados recibieron una lluvia de piedras, donde tuvimos policías heridos y móviles dañados”, aseveró el entrevistado.

Posteriormente los efectivos observaron a un sujeto que llevaba un arma larga, aparentemente tumbera por lo que intentaron detenerlo. El hombre identificado como Wilson Leguizamón arrojó el arma de fabricación casera a la vía pública y finalmente fue detenido.

pelea entre bandas en el guemes 1

Mientras que personal policial realizaba las medidas, otro grupo de sujetos se dirigió por calle Barrera hasta la plaza del barrio Güemes, donde se refugiaron en una vivienda de la familia Vergara, según informó el Comisario a este medio. Allí los policías fueron agredidos con piedras y se escucharon en el lugar detonaciones de arma de fuego.

Continuando con el procedimiento, los uniformados irrumpieron en el domicilio mencionado y también en una vivienda vecina donde lograron detener a 13 sujetos, ellos son: Rodrigo Arias, Valeria Díaz, Leandro Tapia, Nicolas Tapia, Ricardo Villar, Víctor Becerra, Sandro Reinoso, Leticia Vilchi, Carlos Antonio Montenegro, Horacio Humberto Montenegro, Marcelo López, Jairo Vergara y un menor de quince años que por razones legales no trascendió su identidad.

Del interior de esa vivienda se secuestraron tumberas tipo lapiceras, calibre 22, otras armas de fabricación cacera, cuchillos, una picana eléctrica y municiones.

El total de las armas retenidas, entre las secuestradas en las dos viviendas y las arrojadas en la vía pública, suman 10 armas tipo tumberas. Trabajó en el hecho Personal de Cuerpos Especiales, efectivos de la Comisaría 24, como así también de tránsito e investigaciones.

De Miguel comunicó que por el hecho hay 17 detenidos y el menor fue restituido a sus padres. A algunos de los sujetos se les imputará portación ilegal de arma de guerra, mientras que a otros se los incriminará por tenencia ilegal de armas de guerra, resistencia de la autoridad, daño agravado, abuso de arma, “tenemos un cóctel de código penal para imputarles a estar personas”.

En el hecho, un policía resultó herido en un pie, pero el Comisario aclaró que el uniformado no fue lesionado por los sujetos detenidos, sino que fue de manera accidental, porque cuando estaban trasladando a los detenidos una de las armas se disparó provocándole una fractura en el dedo meñique del pie izquierdo. El policía herido está internado en el Hospital Regional.

Otro de los datos aportados por el Comisario es que uno de los sujetos detenidos tendría cierta relación con el robo a mano armada en un kiosco, ubicado a metros de la escuela Gendarme Argentino. Además, otro de los sujetos que está alojado en la Comisaría también estaría involucrado en otro hecho que es investigado por la policía donde un hombre habría dejado una tumbera en la vía pública y el arma tenía grabado el número de documento de su propietario, número de DNI que coincide con el de uno de los detenidos.

Luis De Miguel dijo haber hablado con la familia de todos los detenidos. “Son gente de buen vivir y están bastante afectados por esta situación, porque la gran cantidad de padres de estos jóvenes son gente que trabaja, que se levanta temprano, que se sacrifica y están muy dolidos por la acción de sus hijos.

Sobre el actuar de la justicia, el entrevistado se mostró conforme con las últimas actuaciones, teniendo en cuenta que la semana pasada 7 detenidos fueron trasladados hasta San Rafael y hasta la fecha no han regresado.

Otro hecho que ocurrió ayer por la tarde en el canódromo fue producto de una riña entre aparentemente dos menores. Ante el arribo de los uniformados uno de los sujetos se dio a la fuga, mientras que el otro involucrado se resistió y tenía en su poder un arma de fuego, por lo que personal policial hizo uso de sus armas para detenerlo y quedó detenido a disposición de la Fiscal María Becerra, de la Segunda Fiscalía Penal de Menores.

Comentarios