Nuevamente un cura párroco de Malargüe fue víctimas de un hecho ilícito, teniendo en cuenta que el mes pasado al padre Jorge “Pato” Gómez le robaron una computadora y un proyector, mientras que a otro sacerdote le sustrajeron su bicicleta.

En esta oportunidad el damnificado fue el padre Ramiro Sáenz y el robo ocurrió en la casa contigua a la parroquia Nuestra Señora del Rosario, ubicada en Francisco Inalican y Uriburu.

El subcomisario Mauricio Ferreyra informó a Malargüe a Diario que el ilícito sucedió el sábado, mientras el cura párroco dictaba la misa. En ese momento autores desconocidos violentaron una ventana de la vivienda donde vive Sáenz y robaron de allí una montura para caballo.

Comentarios