El viernes pasado, en el salón Talismán de nuestra ciudad, tuvo lugar un encuentro donde el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) presentó a su nueva representante, Raquel Blas, conocida referente de ATE.

“Con un grupo de compañeros, y por mandato de muchos trabajadores no sólo estatales sino de otros sectores, veníamos entendiendo que debíamos ser parte de una alternativa política absolutamente diferente, ya que vemos que Mendoza está yendo cada día más hacia atrás”, explicó Blas respecto  a su incorporación al FIT.

La reunión sirvió también para debatir sobre algunos puntos relacionados con la temática laboral y los salarios.

Uno de los puntos abordados fue la problemática específica que se presenta en el Hospital Regional. “Se planteó la cuestión del maltrato sufrido por muchos trabajadores y su estado en negro, frente a un director (Genaro Gerbaudo) que no puede justificar en la Subsecretaría de Trabajo el monto que  gana, unos 66 mil pesos, en relación con lo que debe ganar como funcionario político”, explicó la referente gremial.

“Nosotros, a partir de la denuncia, le pedimos al director que si se le ha otorgado bloqueo de título, que si tiene horas que no las está trabajando por tener un cargo político, devuelva la plata al Estado. Queremos que nos explique cómo una persona que ingresó a planta en el 2006 tiene tanta antigüedad, pero si no lo dice lo vamos a seguir haciendo nosotros”, amplió sobre la situación.

Las audiencias conciliatorias respecto a este tema se están realizando en Mendoza, “no porque nosotros no queramos venir acá sino porque el Ministerio de Salud no viene. A  ellos les parece un poquito lejos, todo lo que queda a más de 200 kilómetros les suena lejos”, resaltó.

También habló de los ex trabajadores de VALE. “El problema de estos puestos de trabajo no es que la actividad se contrapone con la ley 7722 sino que es un problema con un artículo de la Ley Nacional de Minería que implica que estos señores se queden con la concesión hasta cuatro años sin explotarla.  Eso pasa acá nada más y nuestros diputados nacionales no abren la boca”, comentó.

“La 7722 es una ley que los mendocinos debemos cuidar porque es lo que nos puede diferenciar en muchísimas cosas de otras regiones, pero no es que acá nos se puede hacer minería, lo que no se puede hacer es una minería irresponsable, de saqueo, que nos contamine y nos deje pasivos ambientales”, aclaró respecto a las modificaciones que se plantean de esta norma para permitir la utilización de cianuro en Uspallata debido al acuerdo que la Provincia ha  cerrado con un grupo multinacional ruso para explotar una mina de cobre.

Comentarios