Foto: (Gentileza: Plan Estratégico Malargüe)

Por Mayra Ferreyra

El proyecto de los visitantes contempla la confección de un circuito para realizar geoturismo. Para ello han recolectado todos los datos, las imágenes y mapas. La idea es realizar un viaje de prueba con un pequeño grupo de científicos italianos el próximo y seguir avanzando para sumar otros países como Suiza y Francia.

Las expediciones comenzaron en el año 2004 con la visita de Giorgio Pascuare, un científico muy importante de Italia considerado el fundador de la geología moderna en la Universidad de Milán.Mediante imágenes satelitales pudo ver el flujo de lava (colada)más larga del planeta y, por esa razón, viajó a Malargüe para observar el fenómeno ubicado en la zona de La Payunia .

A partir de allí, se realizaron dos expediciones más hasta el año 2006. “Después estos estudios no se pudieron continuar porque este geólogo ya es mayor y sufre del corazón pero,como somos muy amigos de él y lo escuchamos hablar de la Argentina,de este volcanismo espectacular, cosa única en el mundo, tuvimos muchas ganas de venir y este año eso pudo ser posible”, comentó Mazzoleni.

Los visitantes no se cansaron de repetir  las palabras “único” y “espectacular” para referirse a ese largo río de lava que surca nuestras tierras malargüinas. Destacaron que esto debería ser declarado como patrimonio natural de la humanidad por sus características científicas y su paisaje. “No es únicamente interesante desde el punto de vista de la ciencia; es una oportunidad fantástica para que esta se vuelva más popular, es decir que la gente disfrute y entienda el por qué. Realmente es un paisaje que tiene una historia inmensa”, dijo entusiasmado.

Este río de lava se encuentra dentro de los campos volcánicos de Payunia, comienza en el flanco oriental del volcán PayunMatrú, en una amplia fisura. Mazzoleniexplicó que “es como una herida por la que ha subido el calor de la tierra. Esta lava basálticasalió como material sobrecalentado. Y aquítambiénhay algo especial: normalmente el basalto tieneuna temperatura de 1000 grados y este material salió en 1150 aproximadamente. Ese flujo tuvo una fuerza térmica increíble, la topografía era muy buena porque la lava fluyócomo si fuera agua, fue a buscar los puntos más bajos de la tierra y se hizo como una cáscara que protege la temperatura. Por debajo pasa el río que cuando se seca deja unos túneles que son como grutas”.

Esta colada termina en La Pampa cruza cuatro departamentos, con una extensión de 180 kilómetros, según una medición antigua pero es posible que alcance los 200 kilómetros según comentaron los especialistas.

Comentarios