Un amplio operativo policial se montó en el departamento de Malargüe para lograr dar con el paradero de la niña Nazarena Salas. Desde la Comisaría 24 se había solicitado el aporte de la comunidad y la versión más fuerte era que había viajado hasta San Rafael, pero allí le perdieron el rastro.

Ayer por la noche desde Malargüe a Diario adelantamos que personal policial había logrado ubicar a Nazarena y estaba en perfecto estado de salud. Esta mañana el comisario Luis De Miguel amplió la información, “mediante un llamado telefónico de una mujer tomamos conocimiento que la menor estaba en un kiosco, de la Avenida San Martín y cuando llegó la policía confirmaron que se trataba de la niña que buscábamos.”

El entrevistado agregó que Nazarena se sorprendió cuando los policías le comunicaron que la iban a llevar a la sede policial, porque “ella no sabía que la estaban buscando.”

Según el informe del Comisario, la niña, de tan solo 14 años, estuvo el viernes por la noche en un local bailable y el sábado por la mañana se fue con un joven de 20 años hasta la ciudad de San Rafael. Allí se alojó en la casa de gente que no es parte de su familia y recién ayer retornó a Malargüe.

Retomando el punto que mencionó el Comisario, donde se tomó conocimiento que la menor estuvo en un boliche aquí en Malargüe, siendo que por su edad no se le debería haber permitido el ingreso. Sobre esto afirmó que “la niña no debería haber estado en el local bailable, porque los locales de diversión nocturna tienen a personal de seguridad privada y son ellos quienes deben controlar esto.” Ante la consulta de quién inspecciona que en los boliches no haya menores, De Miguel contestó que eso le corresponde a la Subdirección de Control de Diversión Nocturna, que depende de la provincia. Pero concluyó diciendo: “Vienen a Malargüe una vez cada dos meses.”

Afortunadamente la niña está bien y fue restituida a su abuela.

Comentarios