Ante lo expuesto por la médica Raquel Jambrina en la nota publicada por Malargüe a Diario (“Me tengo que ir por hablar”), el director del Hospital Regional Malargüe, Genaro Gerbaudo, solicitó dar su postura. “Primero, quiero dejar muy en claro a la comunidad que la doctora no se ha ido por lo que el título de la nota dice. Ella pidió verbalmente, en reiteradas oportunidades, su adscripción a San Rafael y, la última vez, lo hizo por escrito (tengo copia de la nota) donde solicita que, por razones familiares y en forma urgente, se la adscriba al Schestakow. Nosotros hablamos con la gente de ese hospital y se hizo la adscripción correspondiente”, manifestó.

“Además, quiero dejar en claro que todo lo que la doctora ha dicho en su periódico está siendo investigado. Somos una institución seria y se han iniciado los sumarios administrativos internos y las piezas legales en cada caso. Por eso, me parece muy desatinado hacer una historia cuando hay secreto de sumario y la institución ha realizado todos los pasos que corresponden; de hecho, quien lo quiera ver puedo hacerlo porque está todo documentado en nuestra asesoría letrada”, destacó.

El funcionario anticipó que iniciarán acciones legales. “Nosotros vamos a tomar todos las medidas pertinentes en lo que respecta a la integridad de la comunidad, la institución y los profesionales que trabajamos acá, porque no queremos que nos manchen nuestra reputación. Nosotros dijimos, hace dos años, que íbamos a hacer cosas dignas y vamos a seguir haciéndolas, más allá que haya algunos problemas y que eso lo tenemos muy claro”, sostuvo.

“No queremos que nos manchen a nuestro hospital porque estamos poniendo mucho esfuerzo y voy a salir en defensa de los que trabajamos en esta institución porque hemos recibido agravios innecesarios y la gente se siente muy dolida”, insistió.

Por su lado, la licenciada Julia Palacios, a cargo del servicio de Enfermería, coincidió en los dichos de Gerbaudo y no descartó tomar personalmente algún recaudo legal. “Estamos trabajando y seguiremos haciéndolo pero obviamente que esto lastima nuestra integridad. La doctora está acusando sin fundamentos y puedo decir, y me hago cargo de lo que digo, que ella está faltando a la verdad”, indicó.

“La comunidad ha sentido una sola campana pero ya es hora de que quienes nos sentimos agredidos salgamos a defendernos también. No nos está maltratando tan solos a nosotros sino que está tomando a la comunidad de Malargüe como gente que no es capaz de razonar con sus dichos y es totalmente injusto y desacertado”, continuó.

“Por mi parte, pueden venir preguntar quién soy yo, cómo trabajo y, a toda esa gente que se hace eco sin conocernos, les pido por favor que primero averigüen porque detrás de mí hay una familia y todo esto hace mucho daño”, resaltó.

En tanto, el doctor José Barboza sumó su opinión a lo expuesto por el director del Hospital y la enfermera. “Es lamentable tener esta oportunidad de hablar para tener que aclarar cuando deberíamos estar exponiendo los logros alcanzados y explicar todo lo que se ha hecho en este último tiempo por la salud de Malargüe”, preludió.

“Soy parte de este equipo de salud del que me siento respaldado y uno trabaja con dedicación y elección, por eso queremos llevar toda la tranquilidad a la comunidad de que este es un caso totalmente aislado de alguien que, sin conocer y juzgar los motivos por los que lo hace, está ventilando situaciones que no son reales y no se acercan a la verdad. Si ha habido alguna situación fortuita o inesperada, como lo dijo el director, está en proceso de sumario o judicial y esto tiene que dar tranquilidad a la comunidad porque este es el camino, la vía en la que se debe trabajar en una sociedad ordenada”, manifestó.

Comentarios