El viernes por la mañana el normal dictado de clases en la escuela secundaria Técnica Industrial y Minera se vio interrumpido, por la rotura de los quemadores de las calderas de calefacción. Como consecuencia los más de 600 alumnos se vieron afectados por la suspensión de actividades.

Personal especializado se abocó a reparar la caldera que calefacciona los casi 2.000 metros cuadrados cubiertos del colegio, pero el trabajo no fue fácil porque se trata de un aparato con cuarenta años de uso, el cual trabajaba a gasoil y posteriormente fue convertido a gas.

Si bien se esperaba que para este lunes el problema ya estuviera solucionado, pero fue la misma directora del establecimiento, Ruth Mercado, quien comunicó a Malargüe a Diario que aún seguían trabajando, por lo que se continuó con la suspensión de actividades.

Mientras que en lo que respecta al dictado de clases para mañana martes, la directora Ruth Mercado informó que si bien lograron reparar la caldera, pero aún falta realizar la verificación. Como consecuencia, el turno mañana no tendrá clases y mañana se informará sobre la suerte del turno tarde.

 

Comentarios