Personal policial había montado un amplio operativo para dar con el paradero de Pedro Torres, propietario de una carnicería ubicada sobre avenida San Martín, con el que se perdió contacto en el día de ayer por la tarde.

Según el informe brindado esta mañana por el comisario Horacio Juri, “la esposa hizo la denuncia porque estaba preocupada ya que Torres no le contestaba el teléfono y tampoco estaba en la carnicería. Con la información que teníamos empezamos la búsqueda y cotejamos que había pasado hacia San Rafael, por el Sosneado, y pedimos que lo interceptaran. Más tarde, volvió a pasar por ese lugar y fue entrevistado por los efectivos del destacamento. Les manifestó que había ido hasta El Nihuil para hacer unas cobranzas, pero que estaba todo bien y se había quedado sin batería en el celular. Además, adelantó que al llegar a la ciudad de Malargüe pasaría por la Comisaría 24 para aclarar la situación”.

Sin embargo, después de dos horas de ese contacto en el Sosneado, Torres no retornó a su vivienda ni tampoco pasó por la Comisaría como lo había anunciado. Ante este panorama, personal policial nuevamente montó un operativo de rastrillaje. “Cerca de su vivienda encontramos la camioneta, tenía las llaves puestas y el celular estaba apagado”, puntualizó Juri.

Finalmente esta tarde se logró ubicar a Torres. En diálogo con Malargüe a Diario, el subcomisario Mauricio Ferreyra manifestó que lograron dar con este ciudadano porque la comunidad se comprometió y colaboró. “Una persona nos llamó y nos dijo que Torres caminaba hacia los Castillos de Pincheira, a unos mil metros del camping, por lo que inmediatamente me desplacé al lugar y efectivamente unos vecinos lo tenían allí. Lo subimos a nuestra movilidad y lo trasladamos hasta el Hospital Regional a los efectos de que los médicos y psicólogos evaluaran la situación en la que se encontraba”, relató.

El subcomisario agregó que después de los exámenes médicos que le realizaron, los profesionales de la salud decidieron trasladar al paciente hasta la ciudad de San Rafael, donde se le realizarán nuevos estudios en el área de Salud Mental del Hospital Schestakow.

“Cuando vimos que no estaba bien decidimos no entrevistarlo y directamente nos limitamos a trasladarlo y ponerlo a disposición del personal médico del Hospital de Malargüe, quienes trabajaron de manera impecable,” destacó.

Ferreyra agradeció el aporte de la comunidad para resolver el hecho. “Esto es un gesto más de preocupación y colaboración para con el vecino y la policía. Desde horas tempranas del día de ayer que lo estamos buscando y debimos recargar al personal que estaba de licencia y pedir la colaboración de Gendarmería. Gracias a Dios podemos decir que lo encontramos, está bien de salud y esperamos que pronto pueda estar con su familia”, sostuvo.

Comentarios