Mediante una reunión entre las comisiones de los clubes deportivos de Malargüe, los padres y alumnos firmaron un acta compromiso de trabajo, en donde se detalla una tarea concreta de mantenimiento y recupero del espacio físico en cuestión.

El Secretario de Gobierno, Carlos Vázquez, junto a Roxana Martínez que se desempeña como Directora de Deportes de la Municipalidad de Malargüe están trabajando conjuntamente para llevar a cabo las tareas adecuadas y de esa manera poder darle una solución definitiva a esta problemática, según informaron los funcionarios.

Después de la nota publicada por nuestro medio sobre la clausura de la cancha se escucharon algunos rumores, donde se ponía en cuestión el motivo del impedimento para que el club Llancanelo pudiera jugar de local en la liga. Incluso desde la dirección de deportes se le hizo llegar a Malargüe a Diario una nota donde se acusaba al presidente del mencionado club por cuestionar a un árbitro y también se criticaba que el club local no había puesto a disposición un árbitro. Ante esta situación el Secretario de Gobierno mostró una clara postura: “Si seguimos mirando hacia atrás no vamos a solucionar nada.” También reconoció que la cancha no está en condiciones para jugar y anticipó que realizarán la limpieza general, llevarán agua potable hacia la misma y pondrán una tela alrededor para evitar que el viento vuelva a depositar la arcilla sobre el terreno.

Cabe mencionar que el problema radica porque el viento depositó tierra con arcilla en la cancha de hockey y formó una firme capa en la base. La tierra en cuestión es de la pista de atletismo, la cual se ubica a escasos metros hacia el oeste.

Mientras dure el recupero de la cancha, un mes aproximadamente,  los entrenamientos como los partidos están suspendidos.

Se le consultó a Roxana Martínez por qué se llegó a este punto y no se buscó una solución antes, a lo que la funcionaria cuestionó a la empresa que se había comprometido en solucionar el problema los primeros meses del año y que recién a fines de abril reconocieron que no iban a poder viajar hasta el departamento. “Hemos trabajado con ensayo-error porque nada de lo que intentamos funcionó. La arcilla está muy compactada en el terreno y creemos que ablandándola podemos retirarla del mismo, aunque no es un trabajo sencillo”, declaró.

De acuerdo a un informe que se encuentra en la Dirección de Deportes, Roxana mencionó que la cancha fue mal construida en cuanto a la distribución de la arena. En la misma se puede ver un desnivel y eso genera una acumulación distinta. Desde un principio la cancha debería haber tenido cementado el contorno de la misma.

Es un trabajo que se ve fácil pero en realidad conlleva un tratamiento técnico y como tal tiene un tiempo de demora determinado, según explicó la funcionaria. “Intentaremos hacer lo mejor para poder seguir y darle más vida útil”, agregó.

Teniendo en cuenta el malestar de algunos padres, jugadores de hockey y representantes de clubes, Martínez sostuvo que ellos deberían haber exigido en octubre del 2015, cuando llevaron la arena que debería haberse colocado en la cancha.

La funcionaria destacó que están reviendo las condiciones del convenio porque la cancha se utiliza totalmente gratuita y amplió diciendo que además se llevan a cabo partidos de diferentes ligas. Por esto quieren incorporar una contraprestación para el beneficio de todos, como así también para generar un compromiso con el terreno.

Martínez comentó que se debería haber hecho un mantenimiento de la cancha por lo menos tres veces por semana y esto no se hizo durante dos años. “Hemos llegado a esta instancia en donde la cancha agoniza en una situación bastante crónica,” concluyó la funcionaria.

Comentarios