A través de nuestro diario digital ya habíamos dado cuenta de esta problemática a mediados del año pasado.

Cualquiera que transite la Avenida San Martín cuando baja el sol puede percatarse de la falla que existe en cuanto a las nuevas luminarias, algunas titilan mientras que otras, directamente, se encuentran apagadas.

Desde Malargüe a Diario dialogamos con el secretario de obras y servicios públicos, Horacio Marinario, quien expresó que algunas farolas vinieron falladas, prenden y apagan, y deben ser cambiadas por la empresa que se las vendió a la gestión anterior. En este sentido argumentó: “Estamos esperando que la empresa nos llame para ir a buscar las nuevas farolas y llevar las que no funcionan, ellos se van a hacer cargo de las falladas y nosotros de cambiarlas, este tema viene de la gestión anterior y estamos con el reclamo desde el 2016”. También aclaró que, hasta el momento de esta entrevista, habían reparado algunas de las que no funcionaban y ya lo hacen en forma normal.

Cabe recordar que esta no es la primera vez que dichas luminarias presentan algún tipo de problemas.  En la nota publicada a través de nuestro diario digital el 26 de junio de 2016, el secretario de obras y servicios públicos en ese tiempo, Jorge Fernández, explicó que las lámparas ubicadas en la Avenida principal de la ciudad utilizan una luz led especial y reconoció que su valor económico había sido importante. Las mismas presentaban una falla, ya que algunas titilaban y otras se apagaban. Desde el municipio, en esa época también contactaron al proveedor, quien informó que la falla era de fábrica. Desde la compañía reconocieron el fallo y se acordó que la fábrica debía enviar treinta cabezales para ser colocados en las luminarias que no funcionaban correctamente.

La empresa proveedora de la luminaria es Strand, según su página web es una compañía líder, dedicada a la iluminación de buena calidad exclusivamente. Posee una  variada gama de luminarias que contribuyen con probada eficacia a lograr el equilibrio entre la belleza y la funcionalidad que cada problema de iluminación requiere. Strand tiene 50 años de trayectoria y, según ellos, ofrecen menor consumo de energía a bajo costo de mantenimiento. Lamentablemente este anunció se aleja bastante de la realidad en Malargüe.

Comentarios