Desde nuestro medio informamos la semana pasada sobre este hecho donde una persona que había salido del boliche el domingo 7 alrededor de las 5.30 horas de la madrugada había sido testigo de un hecho donde un bebé había sido abandonado en el interior de un auto y el desesperado llanto llamó la atención de los transeúntes.

Ante esta situación esta persona dio aviso a la policía y posteriormente ingresó al local bailable para llamar a los padres del menor. El vehículo se encontraba estacionado en Adolfo Puebla, entre Inalican y Rodríguez.

Minutos después del aviso a los padres, éstos salieron del local bailable, se subieron al auto y se retiraron del lugar. Ante esta situación la persona testigo subió un comentario a la red social Facebook narrando lo sucedido e inmediatamente la indignación de los lectores no tardó en llegar. Por un lado criticaron a los progenitores y también se cuestionó el accionar policial.

Como consecuencia, desde la comisaría comenzaron una investigación mediante una causa administrativa y se le pidió un informe a los efectivos que estuvieron en el hecho, para constatar si hubo alguna falta o delito y en caso de ser así, se actuará en consecuencia. Informó a Malargüe a Diario el subcomisario Mauricio Ferreyra.

Mientras que en referencia a los padres del bebé, de tan solo algunos meses de edad según informaron testigos, desde la comisaría iniciaron una investigación para dar con el paradero de ambos e intervino el órgano administrativo protector de derechos. Después de una investigación se pudo dar con el paradero de las personas que se transportaban en el Ford fiesta azul esa noche y una de ella es la madre del bebé, quien fue citada a la comisaría para brindar declaración, informó el subcomisario.

Ferreyra prefirió no brindar más declaraciones hasta poder avanzar más en la causa, pero se espera que ya para esta semana, después de los testimonios de los involucrados, podamos tener un panorama más amplio sobre este caso.

Comentarios