Como es de público conocimiento, las obras constructivas llevadas a cabo en la escuela primaria Gendarme Argentino no dejan de ser noticia. Varias son las complicaciones que se han podido conocer a lo largo de un tiempo y teniendo en cuenta las mismas la Subdelegada de la Dirección General de Escuelas, Fabiana Glatigny, se reunió con profesionales para tomar una decisión.

Tal es así que en diálogo con nuestro medio, Glatigny afirmó que junto al Ingeniero Marcelo Orrico constataron que hace más de veinte días, la empresa AGRINDA S.A. no se encontraba trabajando. A raíz de ello se llevó a cabo una verificación con escribanos y desde el lunes 18, la Municipalidad de Malargüe está a cargo de realizar la conexión del gas hasta los zepelines y terminar las instalaciones de la luz.

Ante la falta de gas los mismos padres decidieron no enviar a sus hijos al colegio. Hay un grupo de alumnos que no asiste a clases desde hace tres semana aproximadamente y el resto de los estudiantes se ha ido acoplando a la medida.

Desde la DGE ya se ha informado a la Directora de Educación Primaria, profesora Beatriz Charamonte, sobre la situación que atraviesa la escuela Gendarme Argentino y, desde entonces, esperan una respuesta con las decisiones que se deben tomar al respecto.

Hasta el momento están desarrollando la orden demandada por la Supervisora, profesora Milena Escobar, que consiste en la elaboración de trabajos prácticos a los alumnos de los diferentes niveles. De ser necesario, los padres pueden dirigirse al establecimiento para informarse sobre estas iniciativas.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Vicedirectora, Irene Yañez explicó a Malargüe a Diario que los alumnos reciben una guía de estudio que posteriormente es corregida por el docente y al terminar ese trabajo práctico le hacen entrega de otro. “Esta metodología de trabajo seguirá siendo así hasta que se retomen las clases con normalidad”, sostuvo.

“Tratamos de buscar las mejores estrategias pedagógicas para que el alumno no decaída en el rendimiento escolar y tampoco queremos que el alumno pierda días de clases, por lo menos queremos que afiancen lo que han visto”, puntualizó.

Para concluir desde este medio se dialogó con Daniela Money, quien está al frente del grupo de padres que se ha movilizado para buscar soluciones a los distintos problemas que se han presentado en el colegio. Money sostuvo que en el día de la fecha llegaron los zepelines, por lo que ahora queda instalarlos. También el Municipio debe solucionar un problema de energía eléctrica. “Estimamos que el lunes, o antes, los alumnos puedan volver a clases”, anticipó Daniela Money.

Comentarios