En la jornada del día sábado, mediante un control policial se detuvo a dos personas, de 14 y 15 años, que circulaban en una moto y ante el pedido de los uniformados por los papeles del rodado los jóvenes no pudieron comprobar ser los dueños del ciclomotor y ante la falta de la documentación correspondiente se los aprehendió y fueron trasladados junto al vehículo hasta a Comisaría 24.

Ante la novedad, los uniformados iniciaron una investigación para conocer quién era el dueño de la moto y confirmaron que la misma había sido sustraída de un domicilio. Posteriormente, el joven de 14 años fue entregado a los padres mientras que el de 15 quedó imputado por robo en grado de tentativa, según informó a este medio el subcomisario Mauricio Ferreyra.

Finalmente se supo que el autor del robo es sobrino de la víctima y mediante una llave similar a la de la propiedad logró ingresar y sacar la moto. Por su parte, el tío tomó conocimiento del ilícito cuando fue informado del mismo por personal policial.

Comentarios