Por Julieta Carrizo

Como todos los años, los pugilistas locales tuvieron la oportunidad de mostrar sus habilidades en un festival de box del que participaron también deportistas traídos por la Federación Mendocina de Boxeo (FMB).

Los árbitros que intervinieron en las contiendas también fueron aportados por la FMB, a cargo de José Rasguido.

La directora municipal de Deportes, Claudia Benegas, detalló que los pugilistas malargüinos son todos jóvenes, “algunos muy chiquitos, entre trece y veintidós años, que están iniciando su actividad, y son formados acá en el departamento.”

Pasadas las 22 horas los primeros pugilistas se subieron al ring. En la categoría 45 kilos mayores, el malargüino Marcos García se midió con Víctor Díaz de San Rafael. La contienda terminó en un empate.

El segundo combate, categoría 51 kilos menores, fue entre el local Ángel “Piojo” Villar y Félix Bautista de Tunuyán. EL resultado de la pelea lo ubicó al malargüino como ganador.

[cycloneslider id=”noche-de-box-1″]

También las mujeres se subieron al ring. En la categoría 75 kilos juveniles, Débora Sepúlveda de San Rafael se midió con Nerina Ortubia de Tunuyán, quien resultó ganadora.

Posteriormente, en la categoría 54 kilos juveniles, la malargüina Yésica Sosa peleó con Lucía Weinert y después del tercer round levantó los guantes por fallo unánime.

[cycloneslider id=”festival-de-box-2″]

“Al principio de la pelea me sentí muy segura de mi misma, a pesar de no haber entrenado mucho porque estuve enferma y recién hace dos semanas atrás empecé a practicar bien duro. Por eso, agradezco a los profesores que me ayudaron, que me dijeron que no importaba si perdía, que iban a estar igual, y a la gente porque fue lindo sentirme apoyada”, comentó Sosa a Malargüe a Diario.

El quinto combate, categoría 81 kilos mayores, fue entre Mauricio Muñoz de Santa Rosa y Joaquín Agüero de la FMB que terminó ganado el encuentro.

En la categoría 54 kilos menores, el local Javier Garrido se impuso notablemente ante  Maximiliano Suarez  de San Rafael y ganó por nocaut técnico.

[cycloneslider id=”festival-de-box-3″]

Garrido se mostró muy contento por su victoria, agradeció a todos el apoyo y destacó que trabajará duro para seguir aprendiendo y ganando.

Otro de los combates fue entre Gustavo Calderón  de San Rafael y Maximiliano Hinojosa  de Tunuyán, en la categoría 75 kilos mayores. El deportista tunuyanino se quedó con la contienda.

En tanto que, en la categoría 57 kilos mayores, Exequiel “Tito” Uribe de Malargüe y Josué Flores de la FMB terminaron empatando. Sobre el resultado, el malargüino reconoció que aunque puso todo de él lamentablemente “se quedó sin piernas”, pero seguirá trabando duro para mejorar. Además, agradeció el apoyo recibido por parte de su familia y amigos.

[cycloneslider id=”noche-de-box-3″]

Fotos: Gustavo Yañez

En la categoría 69 kilos juveniles, el malargüino  Javier “Coto” Bravo se midió con Fernando Herrera  de Las Heras. El resultado fue un empate.

[cycloneslider id=”festival-de-box-4″]

Fotos: Gustavo Yañez

Joel Arenas de San Rafael y Pablo Agüero de la FMB cerraron la velada boxística. El sanrafaelino fue superior y terminó ganando la contienda.

La Escuela Municipal de Boxeo está a cargo del profesor Alejandro Peletay, quien realizó una  buena evaluación respecto al rendimiento de sus pupilos. “Del 1 al 10 yo creo que es un 8, porque hemos hecho un buen festival, a pesar de que los chicos no habían peleado este año y necesitan más competencia”, expresó.

También se refirió al público que asistió al encuentro. “La gente que ha venido no se ha ido disconforme porque ha disfrutado de un buen espectáculo donde los chicos se juegan todo, que es lo importante. Yo siempre les recalco que no importan mucho los resultados, sino el espectáculo que se ofrece”, resaltó.

En lo que va del año los boxeadores malargüinos aún no han podido concretar ningún viaje hasta la ciudad de Mendoza pero se están preparando para el campeonato Guantes de Oro.

Peletay aprovechó la oportunidad para agradecer el gran esfuerzo realizado por la Dirección de Deportes y adelantó que quizá realicen otro festival de box antes de fin de año.

Durante la velada boxística el público contó con la posibilidad de comprar comida y bebidas en un bufet a cargo de los padres de los pugilistas, cuyos fondos obtenidos servirán para costear viajes, vitaminas, indumentaria y otras necesidades de los jóvenes deportistas.

Finalmente, el entrenador remarcó que la Escuela de Boxeo funciona también como un lugar de contención para los jóvenes, ya que además de formar boxeadores pretenden “formar personas”.

“No es importante si ganan o si no llegan a ser profesionales, lo que me interesa es que sean personas de bien, educadas, poder sacarlos de la calle, de la droga, del alcohol, esa es la intención”, afirmó.

Comentarios