Por Mayra Ferreyra

El tratamiento legislativo comenzará en la Cámara de Senadores y, desde allí, las declaraciones de impacto ambiental de los procesos de exploración de estos dos proyectos mineros pasarán a las distintas comisiones. De ser aprobados, se girarán para su posterior evaluación en la Cámara de Diputados.

La etapa de exploración supone un estudio del lugar a partir de muestras que se recogen a través de perforaciones de pequeños diámetros, pero muy profundas, y que luego se analizan para saber cuál es la calidad y cantidad de mineral que existe.

El diputado provincial José Muñoz (FPV) se refirió a este tema. “El desarrollo de la industria minera en Mendoza es un poco tabú, pero yo creo que en el ánimo y el ambiente que se vive hay voluntad y, por eso, apelo al sentido común de todos los legisladores; espero que entiendan que Malargüe necesita el desarrollo de la minería, que históricamente hemos desarrollado, y que esto generaría el empleo que hoy necesitamos”,  explicó.

En cuanto al desacuerdo que generó la presentación de estos proyectos en los departamentos de Alvear y San Rafael, manifestó que “son especulaciones fundamentalistas e incoherentes. Resulta que después de estas discusiones, los cortes de rutas y demás acciones en contra, se han generado candidatos, que hoy están ocupando cargos, usando esto demagógicamente”.

Además, resaltó que “acá no se está haciendo nada en contra de la ley. La gente de esos departamentos debería pedir que se controle más la industria vitivinícola que es una de las que más está contaminando”.

“Lo que nosotros estamos haciendo está dentro del marco de la ley 7722, por eso, no tenemos que caer en ese debate híbrido y utópico de minería sí o minería no. Esto va mucho más allá, nosotros queremos producir hierro y cobre que el Estado Nacional necesita y tratar de darle el valor agregado que se está promocionando en Malargüe con los parques industriales, donde se podrán industrializar estos minerales”, afirmó Muñoz.

Comentarios