Nuestra Selección consiguió una nueva victoria, al derrotar por un gol a Bélgica y de este modo rompió con el maleficio de 24 años sin poder llegar a una semifinal en un Mundial.

Pasaron los 90 minutos y los malargüinos salieron a festejar, porque Argentina ya está entre las mejores selecciones del mundo y a pesar del frío, el calor de los hinchas calentó la Avenida principal del departamento sureño.

[cycloneslider id=”argentina-belgica”]

Cánticos, gorros y banderas de cintos de hinchas se fueron sumando al festejo, con la torre del reloj del cincuentenario de testigo. Obviamente que no faltó el hit del momento, “Brasil decime que se siente”, o  “El que no salta es un inglés”.

Con esta victoria los argentinos seguimos soñando. Habrá que esperar hasta el miércoles, donde la Selección se mediará ante Holanda. Partido que puede ubicar a la Selección en una nueva final del Mundo.

Comentarios