Luciano Pereyra se presentó en la Fiesta Nacional del Chivo y en la conferencia de prensa que se realizó previamente, recordó que participó, hace 17 años en la segunda edición de la Fiesta Provincial del Cordero y admitió “Es una gran satisfacción tocar en este escenario nuevamente, hay muchos recuerdos en el medio y muchas emociones”. Con respecto a que actualmente el festival se realiza en el Predio Gaucho y no en el Polideportivo como en los primeros años, expresó “Encontrarme con la novedad de que ya no se realiza en un lugar cubierto me pone muy contento, porque eso demuestra que Malargüe ha crecido y ser parte de ello me pone muy feliz”.

Haciendo referencia a sus expectativas para la noche, el artista reconoció sentirse muy contento por poder estar nuevamente en el departamento sureño. “Es maravilloso que me tengan en cuenta, realmente quiero subirme, reencontrarme con la gente de Malargüe y con aquellas personas que han viajado hasta aquí para verme”.

“Con alma de pueblo”, su nuevo trabajo discográfico, tiene una raíz folklórica mucho más marcada que en los discos anteriores. “Estas canciones las he ido componiendo a lo largo de mi vida”

Teniendo en cuenta su reciente cirugía de esófago, el cantautor expresó entre risas “Me encuentro muy bien de salud, ahora me van a ver saltando y trepándome por todos lados”.

Entre sus interpretaciones en el escenario, el público gozó de una de las canciones que ha tenido muy buena aceptación en la provincia titulada “Soy Mendocino” así como clásicos como “Solo le pido a Díos”, “El elegido”, “El vestido rojo”, “Yo te quería querer”, “Porque aún te amo” y “Perdóname”, entre otros.

Producción periodística: Julieta Carrizo, Georgina Gomiero y Gustavo Yañez

Comentarios