La Tecnicatura en Conservación de la Naturaleza tuvo una duración de tres años y para acceder a ella los aspirantes debieron rendir un examen muy exigente para determinar si tenían las actitudes básicas para ser guardaparques. Su campo profesional es muy amplio ya que pueden insertarse tanto en las áreas protegidas como en las organizaciones que tienen que ver con el ambiente.

La cohorte está integrada por catorce alumnos de distintas edades y lugares de procedencia (zona rural y urbana). Ellos cursaron en el Campus Educativo Municipal los días viernes desde las 14 a 21 y los sábados todo el día.

Malargüe a Diario dialogó con rector del Instituto de Educación Física “Dr. Jorge E. Coll” 9-016, Luis Castillo, quien expresó su satisfacción por este hecho, ya que es “el resultado del esfuerzo realizado” y “es maravilloso poder trabajar con las personas y con el ambiente”.

Explicó que los técnicos deben guiarse por la Ley Provincial de Guardaparques, la que especifica que para ser parte de ellos deben ser Técnicos en Conservación de la Naturaleza. Una vez obtenido el título, “en función de las vacantes que la Provincia va ofreciendo, las personas se presentan, concursan y acceden a los cargos”, detalló.

[cycloneslider id=”malargue-tiene-nuevos-tecnicos-en-conservacion-de-la-naturaleza”]

“Un aspecto importante de su trabajo es que los alumnos no se desarraigan, conocen su realidad y a medida que se generaran más áreas protegidas tienen más posibilidades de trabajo”, destacó.

Por otra parte, el rector agregó que estos técnicos pueden acceder a una carrera universitaria y continuar la Licenciatura en Gestión Ambiental presentando el título recibido.

Respecto al tema de la minería, Castillo sostuvo que la postura no debe ser una negación absoluta, sino que se debe estudiar y verificar un sinnúmero de cosas del lugar que se habla, las técnicas que se aplican, etc. “Comparto lo que dijo el coordinador de la tecnicatura, Nito, sobre analizar cada caso, aunque en general todos estamos de acuerdo en que si daña al ambiente y a las personas, no debería ser admitido”, afirmó.

Por su lado, el profesor Ernesto “Nito” Ovando, coordinador de la Tecnicatura en Conservación de la Naturaleza, manifestó que es importante el logro de contar con recursos humanos preparados y capacitados para gestionar el ambiente de Malargüe. “Tenemos los primeros egresados de la zona rural oriundos de Ranquil Norte, El Sosneado, Carapacho y El Salitral”, dijo contento.

En relación a la falta de guardaparques para Malargüe, sostuvo que si bien en el área de Recursos Renovables hace falta recurso humano, en estos últimos dos años se ha cortado el ingreso de personal. No obstante, manifestó que hay posibilidades de trabajar en el departamento y centrarse en las áreas protegidas.

Ovando también se refirió al tema minero y alegó para que haya una nueva camada de profesionales del ambiente vinculados con una postura un poco más equilibrada. “Nosotros tenemos que entender que la minería es el sustento de todo el planeta, entonces los nuevos ambientalistas tienen que cumplir sus funciones con resguardo, ya que sabemos que ningún fundamentalismo ha cambiado el planeta”, resaltó.

Finalmente, el coordinador agradeció a todas las autoridades, a la Municipalidad de Malargüe, a los profesores, a las familias de los alumnos y a los medios de comunicación por la colaboración continua con la carrera.

Los nuevos Técnicos en Conservación de la Naturaleza son: Sergio Narambuena, María Inés Mora, Carla Sáenz, Cyntia González, Mariana Espinoza, Carlos Guajardo, Gisela Hernández, Lucía Arroyo, Viviana Hernández, Nadya Estay, Yanina Campos, Daniela Betancourt, Mayra Rivas y Marilym Amarfil.

Comentarios