El doctor Nicolás Loyacono realizó consultas y charlas programadas sobre Trastornos Generalizados del Desarrollo (TGD), espacio en el que interactuaron profesionales y padres, el pasado fin de semana, en las instalaciones de Consultorios Integrados.

Se realizaron consultas a 10 niños en forma gratuita, donde el especialista recalcó la apertura de los padres al escuchar una alternativa en la forma de atender las patologías de sus hijos y buscando los problemas médicos que tienen de base estos niños y no solamente abocarse a lo neuro-conductual.

“Los padres han accedido a realizar algunos cambios pequeños, pero que pueden dar grandes pasos, como algunas dietas sin gluten, sin caseína, si colorantes y sin químicos” recalcó el profesional.

Así mismo, desde Malargüe a Diario, pudimos dialogar con el especialista sobre la problemática ambiental, especialmente del impacto de las colas de uranio.

Loyacono explicó que si bien las colas de uranio generan un impacto eco toxicológico, aún no hay, a nivel mundial, estudios hechos sobre exposiciones crónicas a bajas dosis. “Pero esto no deja de ser un elemento que genera algún tipo de radiación, que además se vehiculiza por el viento y por el lixiviado hacia las napas, lo cual es algo que estamos respirando y es algo que estamos bebiendo y se conoce, el impacto que tiene esto en lo endócrino, afectando muchas veces la tiroides y de ahí derivan seria cantidad de problemas en la generación de neuronas en el sistema nervioso central y la protección de estas neuronas” se explayó el médico.

Es decir, que según el médico “gran cantidad de patologías en discapacidad pueden estar vinculadas a las colas de uranio, que hace tantos años que se encuentren a la intemperie”

Con respecto a su visita al departamento y su vinculación con los profesionales de Malargüe, expresó: “Es muy importante lo que se ha dado en los consultorios de Integrados, porque los profesionales se mostraron muy abiertos y receptivos con la cuestión ambiental”

Para finalizar, Loyacono comunicó que “no sólo se ha tratado el tema de las colas de uranio, sino sobre la posibilidad de otras fuentes de intoxicación crónica, que muchas veces no es muy evidente ya que tienen una clínica o presentación solapada (disfrazada), por lo que tenemos que abrir un poquito más los ojos o reunirnos y debatir qué municipio quiere Malargüe para la salud de sus hijos, no solamente para la comunidad actual, sino para las generaciones venideras”.

}

Comentarios