Por un inconveniente eléctrico, que comenzó en la jornada del miércoles pasado, la calefacción de la escuela 1-718 Profesor Nicolás Bustos Dávila dejó de funcionar. Sin embargo y teniendo en cuenta el agradable clima, las clases continuaron tanto el jueves como el viernes. No obstante, en la jornada de este lunes se suspendieron debido a las temperaturas bajo cero que ya se habían anunciado.

Valentina Sela, directora de la institución, explicó a Malargüe a Diario que la bomba de la caldera de la calefacción es eléctrica y se quemó. Cabe recordar que meses atrás los estudiantes de este colegio perdieron varios días de clases por la rotura de este artefacto, como así también por una plaga de ratones y murciélagos, mientras que en otra oportunidad el inconveniente se originó por los pozos sépticos que colapsaron.

La Directora señaló que “el problema eléctrico fue por una baja de tensión y ya hicieron la denuncia correspondiente a EDEMSA, pero la respuesta fue que ellos no han recibido ningún otro reclamo, por lo que desde la empresa acusaron que se trataría de un problema interno en la escuela. Hemos llamado al electricista y no sabemos si el inconveniente es realmente por un problema interno o por la baja de tensión del miércoles”.

La bomba de la calefacción está siendo reparada en el vecino departamento de San Rafael y esperan poder repararla en las próximas horas. Mientras tanto en la jornada de hoy no se han dictado clases en ninguno de los turnos y los docentes han participado de jornadas en el Campus Educativo Municipal.

En lo que respecta a mañana martes, tampoco habrá dictado de clases.

Comentarios