Después de cinco meses, el paso fronterizo Pehuenche que une a Malargüe con la Región del Maule quedará nuevamente habilitado. Si bien desde el sector argentino la ruta estaba expedita producto del trabajo de la maquinaria de Vialidad Nacional, pero del lado chileno la realidad fue otra. Las fuertes nevadas complicaron por demás el trabajo de las maquinas en terreno chileno y esto hizo que el paso quedara inhabilitado. Sin embargo, las topadoras argentinas pasaron el límite, con la previa autorización correspondiente y ayudaron a limpiar el camino. Como consecuencia de esto, esta ruta nuevamente estará disponible para circular.

En dialogando con Malargüe a Diario, Lisandro Jaeggi, presidente de la Cámara de Comercio, dijo: “para nosotros es una gran alegría y seguramente será una buena noticia para todo el empresariado malargüino y más aún para toda la gente que se dedica al turismo, ya que es muy probable que en breve empecemos a recibir a nuestros vecinos chilenos.”

Jaeggi también hizo foco en que esta afluencia de turismo seguramente impactará de manera positiva en el ámbito económico del departamento, por lo que no solo los hoteles y restoranes, por ejemplo, se verán beneficiados, sino también que los pequeños empresarios notarán el cambio.

Por su parte, Floridor González, presidente de AMATUR, también se refirió a la reapertura y expresó: “estamos esperanzados en que esta situación se revierta en forma permanente, ya que han sido 130 millones de dólares en inversión que hoy no se ven, porque el camino está intransitable.” A lo que agregó: “han sido cinco meses y medio con el camino cerrado del lado de ellos por falta de operatividad para el despeje.”

Floridor aprovechó la oportunidad para anunciar que el día 3 de diciembre AMATUR va a estar presente en la ciudad de Talca, en el Eco Hotel, realizando un desayuno de trabajo para todos los operadores turísticos de esa zona y así poder promocionar el producto Mendoza.

Víctor González, empresario chileno dedicado al turismo también dialogó con Malargüe a Diario y al consultarle sobre cómo los ha afectado este cierre del paso fronterizo, comenzó diciendo que han perdido meses valiosos de trabajo en cuanto a esta actividad. “Es un paso fronterizo que está construido, pero la falta de previsión en términos de actividades de apoyo ha complicado el poder mantenerlo abierto.”

Cabe destacar que tanto empresarios chilenos como argentinos hicieron importantes inversiones en sus compañías, pensando en que este acceso iba a estar abierto todo el año, teniendo en cuenta que la altura de este paso es relativamente baja, pero las expectativas de estos inversores quedaron truncadas después de que el camino quedara intransitable del lado chileno.

Víctor explicó que esta situación fue como consecuencia de que no se tuvo en cuenta la mantención del paso desde la administración pública, ya que las avalanchas y los aludes han ido destruyendo materiales importantes en torno a la seguridad del camino.

“Con el paso ya abierto vamos a poder materializar un sueño para que desde la industria del turismo trabajemos y podamos generar programas binacionales que nos permitan darle el movimiento que el paso Pehuenche pueda tener”, expresó el empresario chileno.

“Al menos desde el punto de vista privado, desde nuestra agrupación gremial tenemos todo el interés de trabajar en conjunto con la comunidad, pero con Malargüe principalmente, que es la puerta de entrada por el lado argentino,” concluyó Víctor González.

Comentarios