Mientras personal de la Unidad de Investigaciones se encontraba realizando patrullajes en busca de la camioneta Ford Ranger que atropelló al niño de dos años, observaron en las inmediaciones de plaza Independencia del barrio Martín Güemes a un grupo de jóvenes, quienes al advertir la presencia de los uniformados se retiraron del lugar, refugiándose en un domicilio de la zona.

El subcomisario Alejandro Domínguez, jefe de la Unidad Investigativa de Malargüe, informó que al revisar el lugar en el que habían estado estos sujetos encontraron dos armas de fabricación cacera, conocidas como tumberas. “Estos elementos fueron secuestrados y trasladados hasta la sede policial, donde labramos las actuaciones y se le dio intervención a la Fiscal en turno”, agregó el entrevistado.

A las armas se les realizarán las pericias correspondientes, para constatar si son aptas para disparos, “en primera instancia se puede observar que sí son aptas, por el olor a pólvora que tienen en el caño”, explicó Domínguez.

Por este hecho ocurrido el martes en la noche se realizará una investigación, para dar con los sujetos propietarios de estas tumberas.

Desde Malargüe a Diario se le consultó también a Domínguez por el motochorro que intentó robar en un comercio ubicado en calle Rodríguez y que posteriormente terminó agrediendo con un cuchillo a la propietaria del mismo. El hecho ocurrió el jueves pasado y hasta el momento no se ha logrado ubicar al delincuente.

Comentarios