Los primeros días de junio, el presidente de la Confederación de Asociaciones de Diálisis de la República Argentina (CADRA), Carlos Alonso, declaró la emergencia para el sector de diálisis del país por la “falta de financiamiento y la imposibilidad para seguir costeando los insumos”.

De acuerdo a lo que explicó, hace más de 10 años que los ministerios de Salud y las obras sociales no actualizan los aranceles que pagan a los centros de hemodiálisis y el incremento de todos los costos, más el atraso de los pagos, les hace imposible seguir manteniéndose.

En reuniones realizadas en la Cuidad de Mendoza, los integrantes de la asociación de prestadores privados de hemodiálisis y trasplante renal plantearon la situación crítica que viven y dialogaron respecto al financiamiento que necesitan para dar continuidad a las prácticas ofrecidas a los enfermos renales crónicos.

Actualmente, en la Argentina son más de 16 mil los enfermos renales que se someten a diálisis y dejar de realizar el tratamiento en tiempo y forma puede traer consecuencias fatales.

En Malargüe, se dializan 25 pacientes, día por medio, en el único Centro de Hemodiálisis que hay, ubicado en Cuarta División Este 490.

El doctor Sergio Giordanini manifestó que este centro médico podría cerrar sus puertas ya que, como pasa en otros puntos del país, no se puede mantener el costo diario de las diálisis. Si esto ocurriera los enfermos deberán ser derivados a algún organismo del Ministerio de Salud y eso requerirá al paciente viajar a la ciudad de San Rafael. Esto agregaría una problemática adicional al tratamiento porque a las cuatro horas de atención habría que sumar los 180 kilómetros de ida y vuelta.

Una opción sería trasladar el equipamiento de este centro de hemodiálisis al Hospital público, pero esto requiere de un acuerdo entre el Ministerio de Salud y las obras sociales.

Por último, Giordanini resaltó que “la diálisis es obligatoria, es un tratamiento sustitutivo del fallo renal crónico, por lo tanto un paciente que no se dializa como corresponde, día por medio, pone en riesgo su vida”.

Comentarios