Foto (Web-Ilustrativa)

Si bien en Malargüe existe un número reducido de personas que están en estas condiciones, la idea de la concejal es beneficiarlos a través de una pensión municipal, hasta que la Provincia de Mendoza adhiera a la ley nacional que se encuentra en etapa de promulgación.

Para ello, se solicita la creación de un banco de datos legitimado por la certificación de la práctica del trasplante realizada por la institución interviniente o su aparición en el listado del INCUCAI.

El trasplante de órganos y tejidoses un tratamiento médico complejo que consiste en sustituir un órgano vital que ha dejado de funcionar por otro sano. A partir de esta práctica, muchos pacientes son sometidos a largos tratamientos y han logrado mejorar su calidad de vida.

Las personas ya trasplantadas o en lista de espera, padecen situaciones complicadas de salud y requieren condiciones físico ambientales específicas para recuperarse. Debido a los cuidados que requieren no pueden trabajar, por un tiempo, pero tampoco son considerados discapacitados. En muchos casos, estos pacientes nunca obtienen el alta médica y algunos deben de viajar a centros de salud a hacerse chequeos médicos todos los meses, lo que dificulta más la posibilidad de desempeñarse laboralmente.

Comentarios