Este fenómeno se forma porque los cristales de hielo en la atmósfera crean el efecto prisma necesario para hacer un halo de sol en el cielo. Estos cristales de hielo están contenidos en las nubes cirroestratos que se encuentran de 5 a 10 kilómetros en la parte superior de la troposfera. La forma y orientación de estos cristales afectan a la apariencia de la aureola. La reflexión y refracción controlan la forma del halo del sol y la dispersión de las ondas de luz afectan a los colores que se ven, similares a un arco iris desde el rojo en el interior a violeta en el exterior.

halo solar 2

Algunos podrían pensar que los halos de sol son un tipo de arco iris. Sin embargo, mientras que los dos tipos son fenómenos ópticos, son diferentes. Los arco iris son causados por gotas de agua, mientras que los cristales de hielo crean los halos solares.

El término halo o antelia por lo general implica un anillo. Los halos circulares alrededor del Sol o la Luna son más comunes de los que nos parece. Sin embargo, hay otro tipo de fenómeno óptico que está comúnmente clasificado como un halo solar y ese es el pilar de luz.

Los pilares de luz son causados por cristales de hielo en forma de columna y sólo pueden aparecer cuando estos cristales se encuentran a cierta orientación del sol sobre el horizonte.

Estos tipos de cristales de hielo están generalmente orientados horizontalmente en el cielo, su anchura y apariencia se basa enteramente de cómo se posicionan estos cristales de hielo.

Comentarios