(Foto de archivo, gentileza de Pablo Sepúlveda)

Por Walter Samchuk

Por puntos y en fallo unánime, el hombre oriundo del barrio Virgen del Carmen ganó un peleón y lo hizo a su estilo: Pura garra, coraje, guapeza y cualidad técnica ante un boxeador challenger de verdad y que estuvo a la altura de un campeonato del mundo.

Fue el propio Alvarado (50,600) , más alto y de mayor alcance de brazos ,quien sorprendió a Reveco (50,750) desde el primer asalto, tomando la iniciativa para poder conquistar el título y demostrando un estado físico impecable durante los 12 round. Pero las ganas no pudieron con el fuego sagrado, la calidad y la potencia de Juan Carlos, quien a pesar de tambalear en el undécimo asalto, fue más claro en el intercambio de golpes durante toda la pelea, hecho que le permitió retener el título.

La velada, que se llevó a cabo   en Villa La Ñata Sporting Club, en Benavídez, provincia de Buenos Aires y a polideportivo completo, le permitió al malargüino sacar a relucir todos los recursos ante un rival que no le dio respiro a lo largo de los 36 minutos de combate.

Con este triunfo, Reveco, de 30 años, elevó su palmarés a 34 victorias (18 antes del límite) y una derrota, en tanto que Alvarado, de 25 años, quedó con una foja de 18 triunfos (15 por la vía rápida) y dos contrastes.

Comentarios