El jefe de Zona de Riego, Mariano Pandolfo, informó que durante un relevamiento aéreo de la cuenca del río Malargüe se registró un desvío clandestino de sus aguas en las cercanías del Puente de Hierro.

“Cuando hicimos la inspección terrestre vimos que el agua desviada estaba totalmente desparramada, sin ningún tipo de control, así que tomamos material fotográfico y un video certificado por escribano para hacer la denuncia correspondiente. Llevamos las pruebas ante la Justicia y quedó todo en sus manos”, relató.

“El día 22 de setiembre el fiscal nos notificó que podíamos realizar las acciones para volver el agua a su cauce normal”, agregó.

El funcionario aclaró que el 60% del pasante que va a la laguna Llancanelo viene del río Malargüe, por lo que el desvío de sus aguas repercute notablemente en ella y en los regantes que están en regla. “La crisis hídrica que vivimos hace que esto sea más visible”, resaltó.

En relación a los responsables y su conocimiento del hecho, Pandolfo señaló que este o estos utilizaron algún equipo mecánico y arena para desviar el agua. “Nosotros no sabemos quién lo hizo, eso  lo determinará la Justicia así como la determinación de su pena ya que se trata de un delito penal, pero podríamos decir que los beneficiarios podrían ser varios puestos de la zona”, indicó.

“Es común ese tipo de práctica, pero no es legal y nuestra obligación es actuar como lo hemos hecho. Sólo esperamos que no vuelva ocurrir”, concluyó.

Comentarios