Mediante un operativo policial realizado en el destacamento policial El Corcovo, se procedió a controlar una camioneta y en ella se encontró carne clandestina y armas de fuego.

El comisario Horacio Juri informó a Malargüe a Diario que en el control se detectó que la camioneta trasladaba 40 costillares vacunos y los mismos no tenían ningún tipo de sello, por lo que se procedió al secuestro de los mismos.

“Es carne clandestina, que vendría de la Pampa”, según especificó el Comisario. La camioneta pertenece a una empresa petrolera de Neuquén y en ella se trasladaban dos personas, quienes portaban armas de fuego. Ambos quedaron imputados por tenencia de arma y por faenamiento clandestino.

Lo secuestrado fue trasladado hasta la Comisaría 24 y por orden del Juez que interviene en la causa se le realizaron estudios bromatológicos, para verificar que el alimento sea apto para consumo humano y de ser así se entregará a hogares, o lugares que albergue a personas de pocos recursos.

Comentarios