La escuela 1-718 Profesor Nicolás Bustos Dávila tuvo el año pasado serios problemas por una plaga de ratas y murciélagos, además el pozo séptico del establecimiento colapsó. Si bien el inconveniente de la plaga se solucionó y se trabajó durante los meses de enero y febrero en un nuevo pozo séptico, los resultados no fueron los esperados.

Valentina Sela, directora del establecimiento escolar al que asisten alrededor de 600 estudiantes de nivel primario, explicó que por el problema se formó una comisión de padres, quienes se encargan de transmitir al resto las novedades que van surgiendo.

Sobre los trabajos realizados, la Directora comunicó que se trabajó en hacer un pozo nuevo y en arreglar otro. “En enero personal del municipio comenzó a trabajar para hacer un pozo, pero se encontraron con cables de luz, por lo que se tuvieron que cambiar de lugar y posteriormente en otra zona se encontraron con mangueras de agua, después una filtración también complicó el trabajo, entonces hubo que cambiar de espacio”.

Actualmente una empresa privada es la que trabaja en realizar un pozo séptico nuevo, el que estaría listo el lunes. Los gastos de la obra son costeados por infraestructura de la DGE, pero también se contribuyó con dinero de la cooperadora, “los padres aportaron más de $5.000 con una rifa que hicieron”, detalló la entrevistada.

Valentina aprovechó la oportunidad y recalcó el trabajo de los padres que colaboran permanentemente con el establecimiento: “Realmente estamos muy agradecidos porque nos han ayudado mucho, siempre están dándonos una mano”.

Otro de los problemas que presenta el edificio escolar, es el mal estado del techo del salón de usos múltiples, ya que no se ha solucionado, por lo que directamente ese lugar fue clausurado hasta que se arreglen las maderas rotas.

Teniendo en cuenta que uno de los pozos sépticos está en construcción y el otro está colapsado, un grupo de padres emitió el siguiente comunicado: “La comisión de emergencia de la Escuela Profesor Nicolás Bustos Dávila, solicita la colaboración de los padres de dicho establecimiento para no enviar los niños hasta el día lunes 17 de marzo, ya que todavía no se han concluido las obras del pozo séptico de la escuela.”

Comentarios