Según el informe del comisario Luis de Miguel, una camioneta marca Chevrolet colisionó con un auto, marca Fiat Palio, el cual estaba estacionado y posteriormente impactó con un puente.

Al referirse al estado en el que se encontraba el conductor de la camioneta, el Comisario detalló: “Al bajarse se observaba a prima fácil que estaba en estado de ebriedad, no colaboró con personal policial y en principio dijo que no tenía ninguna documentación del rodado y a posterior se determina que tanto el propietario como el conductor de esta camioneta habrían estado bebiendo momento ante del choque.”

El sujeto fue trasladado por uniformados hasta la Comisaría 24, porque en un principio el propietario del rodado informó que se la habrían sustraído, pero se confirmó que no había existido el hurto agravado.

Posteriormente la propietaria del Fiat Palio formalizó su denuncia por los daños ocasionados en su vehículo.

Comentarios