En horas de la mañana de este viernes, personal de la Comisaría 24 de Malargüe recibió la orden del Primer Juzgado de Instrucción, donde se les ordenaba que se trasladaran, acompañados por un grupo de combate de la policía de Malargüe, hasta la zona de Cerro Fortunoso, ubicado a unos 130 kilómetros de la ciudad del departamento.

Esto es como consecuencia de un corte en un acceso, donde un grupo de personas impedía el paso de personal de la empresa YPF, para que éstos realizaran trabajos en la zona, informó a Malargüe a Diario el Comisario Daniel Ciardullo.

El objetivo del operativo fue liberar la ruta y en caso de ser necesario las personas que se opusieran a la medida iban a ser detenidas y trasladadas hasta la Comisaría 24.

Una vez que personal policial se hizo presente en el lugar, conocido como “Puesto Mansilla”, el subcomisario fue el encargado de mediar. El camino se encontraba obstaculizado por vehículos y además allí había familias con niños y abuelos inclusive.

Sobre el hecho, el Ferreyra expresó a nuestro medio “quiero destacar y agradecer a los vecinos y a las familias que estaban en el lugar, quienes nos permitieron que la medida se llevara adelante sin ningún tipo de inconveniente.”

“Después de leerles el acta que nos hicieron llegar desde el juzgado de instrucción y en forma voluntaria y amigable, sin tener que hacer uso de la fuerza pública, se pudo levantar el corte y las máquinas que estaban paradas en el lugar pudieron continuar con su trabajo”, destacó nuestro entrevistado.

Este corte en el camino comenzó el miércoles y por orden del juez se ordenó la liberación del acceso, quedando la situación normalizada.

Sobre los motivos del corte, el subcomisario expresó “no soy yo quien tiene que omitir algún tipo de concepto por el reclamo que esta gente está haciendo, primero por mi función, pero quiero agradecerle a toda la familia Mansilla por colaborar con la policía y evitar que esto hubiese terminado de otra forma.”

Un problema de vieja data

El diario Los Andes, en su edición impresa, informó sobre este tema mediante una nota publicada sábado, 10 de septiembre de 2011. A continuación compartimos el informe.

 Puesteros de Malargüe reclaman a YPF una deuda de 27 años 

Es una familia propietaria de un campo cerca de la Payunia. La empresa dice que no han acreditado ser titulares de las tierras.

Así como sucediera hace aproximadamente tres meses, los integrantes de la familia Mansilla, propietarios del campo “Puesto Mansilla” de 13.930 hectáreas en la zona de Cerro Fortunoso, Malargüe, levantaron un campamento y realizan desde hace varios días cortes en los principales accesos al puesto, no permitiendo a YPF y a otras empresas que operan en la zona, acceder a los más de 100 pozos que la compañía petrolera posee en el interior de este campo.

El reclamo que la familia Mansilla realiza a YPF consiste en que se les pague un retroactivo de 27 años por lo que corresponde a servidumbre de paso, además de lo establecido en el artículo 100 de la ley 17.319 de hidrocarburos.

El yacimiento Cerro Fortunoso se encuentra al sur de la reserva natural de la Payunia, a 130 kilómetros de la ciudad de Malargüe, y es una de las áreas petroleras más grandes que YPF posee en el departamento sureño.

En la zona, la empresa tiene instaladas tres baterías con más de 150 pozos, de los cuales más de un centenar se encuentran en el interior del campo perteneciente a los Mansilla.

“Estamos reclamando simplemente lo que nos pertenece: los 27 años por lo que la empresa ha usado nuestro campo para la explotación petrolera y que se nos abone, como corresponde, por la servidumbre de paso, tal cual lo indica la ley de hidrocarburos. Tenemos cortados los cuatro ingresos al campo a YPF y los recorredores que ingresan sólo a observar son acompañados por algún integrante de la familia Mansilla. Pero la relación con los operarios de las empresas es muy buena; el reclamo es a YPF”, explicó Emilce Mansilla, quien no dio cuenta del monto de dinero solicitado pero sería una suma muy importante.

Desde la empresa YPF se reconoció que existe el corte y el conflicto, “lo que provoca una alteración en el normal desarrollo de las actividades. YPF no les paga ni les pagará a superficiarios que no acrediten la titularidad de las tierras. Es más, la compañía mantiene una buena relación con más de 150 superficiarios en toda la provincia y el único conflicto es con esta gente”, explicó la compañía.

Además, informó que hasta ayer la situación era prácticamente la misma y no se había logrado llegar a ninguna solución. Hay un escribano y un cuerpo de abogados trabajando en la zona, por lo que el conflicto ya es judicial y será la Justicia quien deba resolverlo.

Qué dice la ley

Cabe destacar que el artículo 100 de la ley de hidrocarburos, según el titulo X de las normas complementarias, dice que “los permisionarios y concesionarios deberán indemnizar a los propietarios superficiarios de los perjuicios que se causen a los fondos afectados por las actividades de aquellos. Los interesados podrán demandar judicialmente la fijación de los respectivos importes o aceptar -de común acuerdo y en forma optativa y excluyente- los que hubiere determinado o determinare el Poder Ejecutivo con carácter zonal y sin necesidad de prueba alguna por parte de dichos propietarios”.

La vocera de la familia Mansilla explicó a Los Andes que ellos están siendo asesorados por un grupo de abogados de Neuquén y que la idea es volver a reunirse en la vecina provincia para intentar llegar a un acuerdo con la empresa. Según los demandantes, esto “se había pactado hace tres meses y no lo han respetado ni cumplido”, expresó.

“La escritura del campo está en trámite pero tenemos la posesión desde hace 20 años. Son tres generaciones las que han vivido en el campo, por lo que creemos que estamos en nuestro derecho de reclamar lo que corresponde. Algunos tratos con la empresa hubo, incluso integrantes de la familia trabajan en la empresa pero eso no representa nada de lo que deberían pagarnos por lo que dice la ley”, agregó Emilce.

Con respecto a la servidumbre de paso, la Ley 17.319 de Hidrocarburos establece que “los permisionarios y concesionarios instituidos en virtud de lo dispuesto en dicha ley, tendrán los derechos acordados por el Código de Minería de los artículos 42 y siguientes y 48 y siguientes y concordantes de ambos (hoy arts. 146 y 156 y siguientes) respecto de los inmuebles de propiedad fiscal o particular ubicados dentro o fuera de los límites del área afectada por sus trabajos”.

En uno de los artículos se expresa que el propietario civil puede pedir que se lo indemnice previamente o que se constituya fianza suficiente, “pudiendo oponerse a la iniciación o prosecución de los trabajos si no se le hubiere pagado o no se le hubiere afianzado, o cuando los trabajos contravengan la ley”.

Comentarios