Después de una llamada telefónica que puso en alerta a personal de bomberos, el camión autobomba se trasladó hasta una vivienda ubicada en la calle Esquivel Aldao, a metros de Capdevilla, mientras que móviles policiales cortaron el tránsito en el lugar.

El llamado telefónico de un grupo de vecinos fue consecuencia de un principio de incendio que se registró en una vivienda, la cual al momento de la llegada de los uniformados se encontraba sin sus ocupantes, por lo que personal de bomberos y policía debieron romper un vidrio de una ventana para que saliera el humo que emanaba del interior de la casa. Mientras que otros uniformados con una barreta lograron abrir la puerta principal e ingresar al inmueble.


Posteriormente llegó al lugar la locataria de la casa en cuestión, quien obviamente se sorprendió ante el panorama.

Según informó a nuestro medio personal de bomberos, una campara que estaba cerca de un calefactor se habría caído sobre el mismo, originando el principio de incendio, que gracias al rápido actuar de los uniformados no pasó a mayores.

Comentarios