La caza ilegal en el departamento de Malargüe no cesa y en algunos casos los involucrados son reincidentes. Días atrás personal de guardaparques estuvo realizando operativos de rutina y en uno de ellos detuvieron la marcha de una camioneta, marca Chevrolet S10 de color gris. Al revisar el rodado encontraron un arma sin documentación y sorpresivamente el propietario de la misma se las arrebató de las manos e intentó darse a la fuga.

Sobre este hecho el guardaparque Marcos Vázquez relató a Malargüe a Diario que el involucrado, “de apellido Muñoz”, comenzó a correr a campo traviesa e intentó esconder el arma, pero fue alcanzado y se le logró secuestrar el arma en cuestión. Finalmente el hombre fue trasladado hasta la Comisaría 24 y quedó imputado por el hecho.

En otro control realizado en la intersección de ruta 40 y 186 los guardaparques detuvieron la marcha de una camioneta marca Ford Ranger, de color blanco. En el rodado se trasladaban tres personas y al momento de la requisa se les encontraron dos armas, tipo carabina y un choique muerto. “Antes del control los ocupantes de esta camioneta arrojaron un piche vivo”, agregó nuestro entrevistado.

Las armas estaban cargadas y una de ellas ya había sido secuestrada en otra oportunidad, según detalló Vázquez. En tanto que sobre los involucrados, el guardaparque Vázquez dijo: “El responsable de una de las armas es de apellido Olivera, el que manejaba era  Moyano y Corales iba de acompañante”.

Los uniformados procedieron al secuestro de las armas y del choique. En tanto que los involucrados quedaron procesados por el ilícito.

Comentarios