El ciclismo es una disciplina que ha crecido mucho en el departamento, en los últimos tiempos, al punto que, en cada fecha de los campeonatos nacionales y regionales, siempre hay un malargüino o malargüina representando a estas tierras.

Lo más destacable es que la actividad es realizada de forma amateur. Algunos ciclistas reciben una beca desde la Dirección Municipal de Deportes, otros recaudan fondos a partir de la venta de comida o son ayudados por comerciantes locales y los concejales. De alguna u otra manera, consiguen el dinero que necesitan para poder seguir adelante con la pasión de pedalear.

En la carrera de San Luis, organizada por la Federación de Ciclismo de Montaña, Carlos Montenegro fue uno de los que consiguió un buen resultado: llegó en un segundo lugar en la categoría Master C1 y expresó que es muy positivo el hecho de que tantos chicos y chicas estén realizando esta actividad y puedan competir fuera del departamento.

Además, como presidente del Club Payunia, agregó que la misión de esta organización es la de apoyar el ciclismo para que siga creciendo “porque tenemos muy buenos deportistas”.

En esta fecha del regional fueron las chicas quienes más se destacaron. Sonia Aburto continúa con su racha y se llevó el primer premio de la categoría Damas Master A, mientras que en Gaby Morales hizo lo mismo en Damas Elite. Sol Cabeza consiguió un segundo puesto en Damas Juveniles y la pequeña Sabina Riarte, con solo 9 años, salió campeona de Principiantes.

En tanto, los chicos también hicieron lo suyo en San Luis. En Juveniles, los locales se quedaron con varios de los primeros puestos: Martín Pérez llegó a la cima del podio; Lautaro Escobar, fue tercero; Maximiliano Aburto, que está el segundo en el campeonato, cuarto; Gabriel Oropel, quinto, y Fernando Arroyo, séptimo.

En la categoría Elite, Gonzalo Muñoz obtuvo el primer puesto y, en Cadetes, Brian Aburto, el octavo.

Además, fueron parte de este equipo de malargüinos los pequeños Jesús Vázquez, de 8 años, quien llegó cuarto en la categoría Max Mosquitos y Agustín González, de 10, fue sexto en Principiantes. Estos niños, además de ser hermanos, viven en la zona rural y el Club Payunia tramitó en la escuela a la que asisten un permiso especial para competir. “La idea es poder sacar otros chicos a participar, además de que siga creciendo la escuelita”, resaltó Montenegro.

Comentarios