Mientras afuera caía un poco de nieve, los chicos de las salas de 4 y 5 años de este establecimiento escolar vestían sobre sus cabezas motivos alegóricos a la primavera: la estación del brote de las plantas y la renovación de la vida, que este año se está haciendo desear.

Con la consigna de convocar a esta época florida, las maestras María Nieves Molina y Noelia Molina organizaron una jornada para que el resto de los grados de la escuela pudieran compartir las actividades que realizan los pequeños del nivel inicial.

Los padres de los infantes participaron en la confección de los pintorescos sombreros que lucieron en este particular desfile que cerró todo un mes de actividades tales como la decoración del salón, la siembra de plantas, una visita al vivero municipal donde aprendieron sobre el cultivo y crecimiento de ciertas especies, entre otras cosas.

Las docentes explicaron que este es el primer año que se organizan la muestra de sombreros y se sintieron satisfechas por la participación de todos. “Uno de los objetivos era integrar a los padres y ellos respondieron muy bien. Tenemos una comunidad muy trabajadora”, resaltaron.

Además, anticiparon que este proyecto fue un adelanto de lo que será la Semana de la Familia que se festejará próximamente.

Comentarios