Un adolescente sufrió una paliza y a otro le clavaron un cuchillo en el pecho. Desde la policía sostuvieron que no pueden hacer nada. En el primer caso un adolescente de 14 años fue agredido con un cuchillo y el padre del joven no quiso denunciar la agresión. La víctima fue atendida en el Hospital Regional y la herida no fue de gravedad.

En tanto que sobre el otro adolescente atacado, una patota de 9 personas aproximadamente le propinó una paliza afuera de un local bailable. “La víctima recibió golpes de puño y patadas, pero si no hay denuncia nosotros no podemos hacer nada”, sostuvo el comisario Roberto Moreno, jefe de la departamental.

Además de los hechos mencionados, personal de la Unidad de Cuerpos Especiales se encontraba realizando patrullajes y al controlar a un ciudadano se le encontraron 24 gramos de marihuana, según informó a Malargüe a Diario la oficial principal Fabiana Correa, jefa de la Unidad mencionada. El joven involucrado fue trasladado hasta la División de Narco y quedó imputado por la portación ilegítima de la sustancia.

En otro hecho, vecinos del barrio Nueva Esperanza escucharon detonaciones de arma de fuego, por lo que personal policial de la Unidad de Cuerpos Especiales patrullaron la zona y al llegar al lugar encontraron una gorra, un arma conocida como “tumbera” y dos cartuchos con posta de guerra (plomo), uno de ellos había sido percutado (utilizado).

arma tumbera (1)Posteriormente se logró dar con los dos involucrados, quienes entre sus pertenencias llevaban más cartuchos. “Ambos quedaron procesados por el hecho y uno de ellos es menor de 18 años”, concluyó la oficial principal Fabiana Correa en diálogo con Malargüe  a Diario.

Comentarios