Sin bien no hay números oficiales, pero se estima que la noche de cierre superó las 4.000 personas. Sobre el escenario mayor estuvo el Chaqueño Palavecino, quien deleitó a los presentes con sus clásicas canciones.

Un detalle no menor es que su presentación comenzó pasada la 1:15 de la madrugada, por lo que los presentes no tuvieron que esperar tanto para disfrutar del show, como ocurría años atrás.

Afuera de las instalaciones del polideportivo municipal también se colmó de público. Esto fue porque alrededor de las 20 horas de ese sábado decidieron desde la organización liberar la entrada al predio y sólo pagaron las personas que disfrutaron del show del Chaqueño. Esto generó más movimiento en los quinchos y fue una buena decisión.

Después del show Oscar «Chaqueño» Palavecino habló con los medios y reconoció que le gusta cantar en Malargüe porque la Fiesta del Chivo es un “festival cálido y de buen ánimo”. También destacó el público malargüino, al que calificó como “lindo”.

Comentarios