Voladura de techos y hasta la desaparición completa de una casa prefabricada.  Vecinos reclaman mayor presencia del Estado.

El pasado jueves, varios sectores de nuestro departamento se vieron seriamente afectados por el fuerte viento. Una alerta naranja había sido emitida por el Servicio Meteorológico Nacional y, en la zona noroeste, se cumplió.

Augusto Gennoni hace 12 años que visita asiduamente el Valle de Los Molles; hace 4 decidió establecerse durante 9 de los 12 meses del año.  “A mi vecino se le voló el techo, los vientos más fuertes corrieron a la madrugada, nunca vi en 12 años correr un viento tan fuerte; vivimos una experiencia natural muy fuerte, mucho miedo, mucho estrés”, manifestó para Malargüe a Diario Augusto y aprovechó para contar que su cabaña se encuentra “pegada” a la de su vecino que se vio damnificado.

Varios fueron los vecinos sorprendidos por la intensidad de los vientos, “yo me fui a lo de mi vecina Natalia, que tiene un complejo de cabañas, nos dejó anonadados; me fui a su casa porque cuando el techo de mi vecino comenzó a golpear fuerte tomé la decisión de irme, su techo estaba un poco más firme; esa noche no durmió nadie”.

Desde Malargüe a Diario se dialogó también con el ingeniero Raúl  Besa quien especificó que en cordillera, Las Leñas y Los Molles, las ráfagas a las 18 y a las 19 horas fueron de 115 y 130 kilómetros por hora.

Según informó Augusto, pasada la tormenta se contabilizaron 9 techos dañados, algunos de forma parcial y otros total: “Una de las casas prefabricadas, de una pareja que se vino a vivir recientemente al Valle y se la habían traído hacía una semana, el viento no le dejó nada, ni siquiera las paredes, se voló todo, ojalá el Estado les pueda dar una mano porque se gastaron hasta el último ahorro para hacer esta casita y hoy no tienen nada, les quedó la platea nada más”.  Sobre la “suerte” de su vecino, Augusto manifestó que de 10 chapas se le volaron 7 y parte del machimbre, “ya se armó una cuadrilla que está trabajando ahí, todos gastos afrontados por privados”.

Augusto reclamó la falta de presencia del Estado, hecho que denuncia viene de larga data: “Nadie apareció para preguntar si había algún lastimado, por suerte no y no tenemos servicio de salud en el valle, estarán esperando que pase algo, alguna fatalidad, hace años que estamos pidiendo que haya un centro de salud en los Molles, hemos tenido reuniones hasta con la Ministra de Salud.  La garita de salud está cedida hace años por Victor García abuelo, está la tierra cedida cerca del destacamento de Gendarmería”.

Por otro lado, Augusto informó que luego de la tormenta, el valle quedó regado de lana de vidrio y chapas; “volaron hasta 2 kilómetros las chapas, el valle está totalmente sucio, esperemos que, cuando la pandemia lo permita, puedan venir gente a darnos una mano con la limpieza porque va a ser ardua y dura”.

En el momento que dialogamos con este vecino de los Molles, Edemsa se encontraba trabajando en la zona, “se cayó un cable de alta tensión en el hotel de las termas, pasando la escuela; postes de luz en el sector que está detrás; también se cayó un cable frente al Club Andino Pehuenche y hay varios inconvenientes de luz”.

Por último, Augusto reclamó mayor presencia al Estado en cuanto a regulación de construcciones y sus tiempos para finalizarlas: “No está presente en lo que es vivienda y construcción, si se pudieran tomar el tiempo para que un arquitecto municipal venga a hacer relevo una vez por mes a Los Molles para chequear el tipo de construcción que se utiliza y que tenga los términos de construcción que corresponde; hoy hay vigas de hierro que están tiradas hace tiempo que quedan horribles; la Municipalidad podría haber cobrado una multa y eso utilizarlo para hacer el centro de salud que pedimos hace años, una regulación de construcción, no cuesta nada, un poco de armonía para el valle; no estamos pidiendo alumbrado barrido y limpieza, ni gas natural, cosas que sabemos son difíciles o imposibles, pedimos un container para centro de salud que adentro tenga un rotativo, médico o enfermero; en invierno y verano se mueve mucha gente.  También sería bueno que se abra la estación de servicio que está en Las Leñas, el verano pasado debe haber habido un medio millón de turistas y la YPF nunca abrió, ir a buscar combustible a Malargüe es una locura”.

whatsApp

Amigos lectores, pueden recibir en su whatsApp nuestras noticias, solo tienen que unirse a nuestro grupo de difusión haciendo clic en: Unirme al grupo de difusión.

Telegram

Para unirte a Telegram podes hacer clic acá: Unirme al grupo de Telegram de Malargüe a Diario.

Comentarios