En el marco  del paro de los trabajadores gasíferos, nucleados en el Sindicato de Petróleo y Gas Privado, desde el Gobierno provincial decidieron ir con la Policía y sacar de las distribuidoras las garrafas en stock. Además, el Gobierno inició acciones judiciales para emplazar a las empresas y a los trabajadores en huelga a que cumplan las prestaciones mínimas del servicio.

El subsecretario de Energía de la provincia, Pedro Sánchez, confirmó a este medio que enviaron dos camiones a Malargüe, porque es una de las zonas más afectadas. Las garrafas se distribuyeron en los puntos de venta del departamento sureño y esta medida sirvió para oxigenar la situación.

Cabe mencionar que en Malargüe, por el intenso frío, varias familias se han calefaccionando con leña porque no podían comprar garrafas, ya que el stock en los comercios se terminó el miércoles en la noche.

En lo que respecta al gas domiciliario, la situación en Malargüe es normal, como así también en las escuelas de la zona rural.

Otro de los puntos a tener en cuenta es que una vez por semana los usuarios de GNC pueden cargar combustible en Malargüe y hoy viernes el expendio fue normal.

En tanto que sobre el consumo de energía eléctrica, desde EDEMSA confirmaron que el consumo ha aumentado en los últimos días un 20% aproximadamente y afirmaron que no han registrado ningún inconveniente en el servicio.

Finalmente la huelga se destrabó y se espera que la situación se normalice el día martes.

Comentarios