Con la obtención de 5014 votos (29,13%) Héctor “Turco” Rasso logró superar una disputada interna en el Frente para la Victoria, superando a su principal contrincante político, José Barro por 235 votos, obteniendo este último 4779 sufragios (27,76%). En tanto, el oficialista Sebastián Sáenz, con el apoyo del intendente Agulles y del diputado José Muñoz obtuvo un magro tercer puesto con 2305 votos (13,39%). En la cuarta colocación terminó el casi desconocido José Rojas, referente de Matías Roby con solo 38 sufragios (0,22%).

El anuncio oficial del triunfo del actual referente de la ANSES tuvo que esperar hasta el miércoles 22, ya que si bien el mismo día de las elecciones y tras la realización del escrutinio provisorio,  Rasso, acompañado del ex intendente Celso Jaque, se proclamaba ganador por una diferencia superior a los 200 votos, Barro anunciaba ante los medios que había que esperar el escrutinio definitivo de la Junta Electoral porque desde su sector se habían observado algunas irregularidades que podían cambiar el curso de los resultados, ya que a su entender solo había una diferencia de 60 votos.

Finalmente la victoria interna de Rasso anunciada con anticipación desde su sector, no sufrió demasiados cambios en el recuento final de votos y fue el ganador de las PASO en el Frente para la Victoria con el reconocimiento de José Barro de la derrota.

“Desde un primer momento estábamos convencidos del triunfo. Cuando salimos a anunciar que habíamos ganado, lo hicimos sabiendo que eran datos precisos, chequeados varias veces por nuestros fiscales y que eso no iba a variar mucho. Hoy la Junta lo confirma. Estamos felices y vamos a convocar a los otros sectores que participaron de las internas a trabajar para la general del 21 de junio” afirmó Héctor Rasso.

En tanto, y luego de reconocer la derrota en conferencia de prensa, José Barro destacó querer cerrar este capítulo “donde ya se expidieron y dijeron que el sector de Rasso ganó por más de 200 votos,  y aunque reconocemos la derrota, nosotros consideramos que fue menos la diferencia”.

En referencia a las elecciones generales del 21 de junio y teniendo en cuenta su buena performance, ya que si bien no alcanzó el triunfo para la intendencia, logró incluir a tres de sus candidatos a concejales en la lista general de cinco, Barro manifestó que “vamos a esperar ser convocados por el sector ganador, de ser así hablaremos con ellos y luego daremos a conocer qué decisión va a tomar el sector”.

En cuanto a la composición de la lista de concejales del Frente para la Victoria la misma quedó encabezada por dos referentes de la línea de José Barro. Si bien, la lista a concejales de la boleta 503 E obtuvo 270 votos menos que su referente a la intendencia, igual les permitió que Raúl Rodríguez y Rodolfo Cabeza precedan la lista del justicialismo en junio, acompañados por Carina Ferrada (Sáenz) en tercer lugar, Daniela Favari (Barro) en cuarto y Juan José Narambuena (Rasso) en quinto lugar.

Cabe mencionar que Narambuena encabezó una de las listas colectoras (503 F) que postulaba a Héctor Rasso como intendente. El actual edil obtuvo 1293 votos, seguido por el referente de la colectora 503 H Héctor Arroyo con 778 sufragios y Daniela Barrera (503 L y referente de Jorge Marenco) con 607 votos.

Hay que destacar que previo a las PASO, hubo una gran disputa interna en el justicialismo  y esto hizo que durante el día de las elecciones, el 77,60% del electorado habilitado para votar (22088 ciudadanos empadronados) acudió al cuarto oscuro para elegir a sus candidatos.

De esas 17.140 personas que sufragaron, el 70,5% lo hizo por el Frente Para la Victoria, el 22,1% por Cambia Mendoza y el 2,06% restante por el Frente de Izquierda y el Partido Federal. Es decir, que aun teniendo en cuenta que pueden “espantarse” votos de un sector hacia otros después de lo ocurrido en las PASO, la UCR deberá trabajar intensamente hasta junio para achicar diferencias y pelear por la intendencia municipal.

Claro está que esa diferencia de casi 50% en cuanto a la categoría a intendente a favor del justicialismo, se reduce notablemente si se analiza el cargo a gobernador. Allí el Frente para la Victoria (Bermejo, Carmona y Roby) obtuvo el 39,06 % mientras que el Frente Cambia Mendoza (Cornejo) sacó el 22,81% con un porcentaje superior al 33% de votos en blanco.

En la UCR  Vergara ganó y Ojeda realizó una excelente elección

Los dos contaron con el apoyo del candidato a la gobernación Alfredo Cornejo, pero en la previa a las PASO y por contar con el famoso “aparato político”, el ex intendente Jorge Vergara Martínez aparecía como el gran favorito y con una clara diferencia sobre su contrincante Juan Manuel Ojeda, apuntalado desde un primer momento por la candidata a la vice gobernación Laura Montero.

Los resultados de las elecciones primarias mostraron un gran trabajo político de Ojeda ,que si bien no le alcanzó para ser el referente a la intendencia por la UCR, con la obtención de los 1515 votos ( 8,8%), logró posicionarse dentro del partido y colocar por la minoría a Mauricio Martínez en el tercer lugar de la lista de concejales. Los dos primeros escalones corresponden a Fernando Glatigny y Paola Paleico.

El referente de la lista 508 A, Jorge Vergara Martínez alcanzó los 2291 votos (13,31%) siendo el ganador de la interna radical y ubicándose en cuarto lugar en la general  con 14 votos menos que Sáenz.

Perassi y Segovia sin el 3% necesario para pasar a las generales

Si bien ambos candidatos mantuvieron el optimismo hasta el último minuto del acto eleccionario, luego el resultado de las urnas indicó que los referentes del Frente de Izquierda y los trabajadores (FIT) y Partido Federal, el partido del puntano Rodríguez Saa,  no alcanzaron los votos necesarios para obtener el mínimo del 3 % para competir en las elecciones generales.

La candidata  a la intendencia del FIT, Raquel Perassi consiguió 354 votos ( 2,06%), incluso varios votos menos que el candidato a concejal del sector Mauricio López o la propia candidata a la gobernación, Noelia Barbeito, quien sí logró posicionarse como tercera opción en la gobernación de cara a junio.

Por su parte, el aspirante Martín Segovia también estuvo muy lejos de sus pretensiones y fue elegido por 134 personas (0,78%).

Como dato de análisis, en la categoría a intendente y concejales hubo un 3,6% y 5,7% respectivamente de votos en blanco, porcentaje que se incrementó notablemente en las categorías a gobernador, y legisladores provinciales con un 33% y 35% respectivamente. Esto se evidencia en que el electorado priorizó los cargos municipales y quienes votaron por la línea de José Barro (iba con boleta corta) no completaron las restantes categorías.

Comentarios